lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Bienestar > Cómo actuar ante una ola de calor

Cómo actuar ante una ola de calor

Recomendaciones para minimizar los efectos del calor sobre tu cuerpo

calor2_0.JPG
Vayas donde vayas, no olvides llevar una botella de agua contigo, será tu mayor aliado para combatir el calor. FOTO: © Pressmaster (Dmitriy Shironosov) | Dreamstime.com

13/06/2017 por: Practicopedia

La llegada del verano suele traer aparejada la aparición de las tan conocidas olas de calor: periodos puntuales en los que se alcanzan temperaturas tan altas que pueden llegar a ser perjudiciales para la salud. A continuación te ofrecemos una serie de consejos para minimizar sus efectos.

  1. 1 ¿Cuáles son sus síntomas?
    Paso 1

    Una temperatura tan elevada como la que se vive en una ola de calor (generalmente por encima de los 35 grados) hace que el organismo pierda líquidos y sales minerales rápidamente, lo que puede provocar un golpe de calor, cuyos síntomas son: desmayos, dolores intensos de cabeza, mareos acompañados de náuseas, sueño e incluso convulsiones. Puedes recibir en tu móvil o en tu correo las previsiones de las temperaturas de junio a septiembre y el nivel de riesgo de tu provincia . También puedes visitar la página de Facebook con las recomendaciones.

  2. 2 Cuando estés en la calle.

    Procura andar por la sombra, y si vas a parar a descansar hazlo también en una zona que esté al resguardo del sol. Ten en cuenta que las exposiciones prolongadas al mismo son la principal causa de insolación. No olvides llevar siempre contigo una botella de agua para mantenerte bien hidratado.

  3. 3 En casa siempre fresquito.

    Durante las horas de calor, cierra las puertas y las ventanas de tu casa y enciende el aire acondicionado o el ventilador. Para un óptimo uso de ambos dispositivos consulta nuestros practicogramas http://finanzas-personales.practicopedia.com/como-ahorrar-en-el-uso-del-... y http://hogar-y-jardin.practicopedia.com/como-elegir-un-ventilador-2630 respectivamente. Cuando caiga la noche apaga el aire o el ventilador y abre las ventanas, así conseguirás refrescarte ahorrando energía al mismo tiempo. En el coche nunca dejes a nadie en un vehículo estacionado y con las ventanillas cerradas, especialmente a niños o ancianos.

  4. 4 Mucho cuidado con el deporte.

    Evita hacer deporte al aire libre en las horas de más calor, que suelen ser las del medio día y las de la tarde. Escoge en su lugar las horas de la mañana o las del ocaso del día. Si no tienes más remedio que entrenarte en las horas de más calor, asegúrate de llevar agua contigo para mantenerte hidratado y procura, en la medida de lo posible, ejercitarte en un lugar que esté a la sombra y que esté cerca de algún estanque o fuente, ya que el agua refrescará mucho el ambiente. Considera la opción de hacer deporte en interior, como por ejemplo en un gimnasio.

  5. 5 La ropa.

    Usa prendas de verano: bermudas, camisetas, faldas, chanclas, etc; te ayudarán a mantenerte ‘fresquito’. Evita a toda costa las pesadas prendas de lana, tela vaquera y de pana. En su lugar utiliza prendas que estén hechas de tejidos más finos y ligeros como el nylon o el algodón, tejidos, además, que permiten una mayor transpiración. Así mismo, es aconsejable que no utilices prendas en colores oscuros, ya que éstos atraen al calor.

  6. 6 ¡Usa crema solar!

    No olvides proteger tu piel y utiliza loción solar. Ésta no sólo contribuirá a que no sufras quemaduras sino que además te ayudará a soportar mejor las altas temperaturas y a evitar sufrir un golpe de calor. En nuestro practicograma http://moda-y-belleza.practicopedia.com/como-elegir-una-crema-solar-2541 encontrarás más información sobre cremas solares.

  7. 7 Cuida tu alimentación.

    Toma alimentos que sean ricos en líquidos y en sales minerales y que sean fáciles de digerir, como por ejemplo frutas y hortalizas. Así mismo, deberás evitar cualquier tipo de comida copiosa que lleve aparejada una digestión lenta y pesada. No olvides que tu mayor aliado para combatir el calor es el agua, por lo que deberás beber, por lo menos, dos litros de agua al día. No abuses de bebidas que contengan cafeína o grandes cantidades de azúcar y evita el alcohol.

  8. 8 Mucho cuidado con las enfermedades.

    Es recomendable que te pongas en contacto con tu médico de cabecera si sufres alguna enfermedad de riesgo y consideras que una ola de calor puede afectarte con especial virulencia. Él te informará sobre las medidas de precaución que debas tomar en caso de que éstas sean necesarias. No olvides mantener tus medicinas en un lugar fresco ya que el calor puede alterar su composición y sus efectos.

  9. 9 Los sectores de más riesgo.

    Los niños, sobre todo los menores de tres años, los ancianos y los enfermos son los sectores de mayor riesgo ya que son los más propensos a sufrir los efectos de una ola de calor y por ello deberán extremar las precauciones.

  10. 10 En caso de sufrir un golpe de calor…

    Si empiezas a sufrir los clásicos síntomas de una insolación: mareos, sensación de desmayo, dolores fuertes de cabeza, etc; deja de hacer lo que estés haciendo y siéntate o túmbate a descansar en un lugar fresco que esté resguardado del sol. Bebe agua y tómate el tiempo necesario para recuperarte. Un golpe de calor, en principio, no conlleva consecuencias graves para la salud, así que mantén la calma. Recuerda que no estás sólo y que siempre puedes pedir ayuda o llamar a los servicios de emergencia en el 112.

    Si tienes síntomas que duran más de una hora consulta a tu médico. Lo mismo se aplica si se trata de auxiliar a una persona que ha sufrido una insolación. En http://salud.practicopedia.com/como-auxiliar-un-desmayo-399 te enseñamos cómo debes tratar a una persona que ha sufrido un desmayo.

También te puede interesar

 

Subido el 13/06/2017 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados

Videos relacionados