lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Bienestar > Cómo practicar la siesta de forma responsable

Cómo practicar la siesta de forma responsable

Es importante que no supere los 30 minutos para no caer profundamente dormido

siesta.jpg
Una buena siesta es un hábito de lo más saludable. FOTO: © Charleskno... | Dreamstime.com

17/08/2009 por: StrangeLove

La siesta es uno de los hábitos más antiguos y más saludables. Entre sus beneficios destacan: reduce el riesgo de infarto, combate el estrés, elimina la fatiga física y mental, aumenta el rendimiento y provoca una sensación de bienestar. Si conviertes la siesta en un ritual aprovecharás mejor estos favores, por el contrario, una mala siesta sólo te traerá alteraciones digestivas, trastornos en el sueño o incluso cefaleas.

  1. 1 Lo ideal es echarte la siesta en el sofá.

    Está comprobado que un sueñecito ya sea tumbado o sentado en un cómodo sofá, basta para aliviar tensiones, descansar, despejar la mente, aumentar la capacidad creativa y de razonamiento y coger fuerzas para el resto del día. Es importante encontrar un lugar tranquilo y cómodo, y a poder ser que no sea la cama. En relación a la postura, ésta puede ser tan cómoda como lo desees pero a ser posible recostado, porque en otra posición puede interferir en la digestión. Lo más idóneo es el sofá. www.salud.com

  2. 2 El mejor horario es a partir de las 13:00 horas.

    El momento idóneo dependerá de a qué hora nos hemos despertado por la mañana. Por ejemplo, si solemos empezar el día a las 8, la mejor hora para echarse una siesta reparadora serán las 3 de la tarde. Y en general, el mejor horario es entre la 13:00 horas y las 15:00 horas, pues es cuando el nivel de energía decrece por el aumento de melatonina a esa hora. Algunos expertos aseguran que se debe esperar un mínimo de una hora desde que se termina de comer para emprender la siesta porque dormirse después del último bocado es precisamente lo que puede provocar las alteraciones digestivas. Incluso se debería andar un poco y ejercitar los músculos previamente. Lo que nunca debes hacer es echarte la siesta dentro de las tres horas previas a la hora de acostarse porque puede interferir con tu sueño nocturno. Infórmate en www.alimentación-sana.com

  3. 3 Unos 20 minutos bastan.

    Abusar de la cabezadita vespertina no es bueno, de hecho, no debemos dedicar a la siesta más de 20-30 minutos ya que ésta debe constituir un pequeño paréntesis en nuestra actividad y si excede este tiempo sentiremos una sensación de desgana que nos dificultará los quehaceres de la tarde y además, modificará el ritmo del organismo y puede llegar a dificultar la conciliación del sueño por la noche. Cuando la siesta sobrepasa la media hora son comunes los ataques de mal humor y la irritabilidad. De todas maneras, si al despertar te sientes mareado o adormecido no hay razón para preocuparse, la inercia del sueño desaparecerá después de 15 minutos.

  4. 4 Consigue un buen ambiente de descanso.

    Sea donde sea, para dormir una siesta placentera el espacio debe ser agradable. Si finalmente decides dormir en la cama, arreglar el dormitorio y mantenerlo limpio, oscuro y fresco ayuda a la práctica de una buena siesta. Y por supuesto, un buen colchón y una almohada que permita mantener la cabeza, el cuello y la columna vertebral alineados.

  5. 5 Asegúrate de no ser molestado/a durante tu siesta.

    Hay que evitar posibles elementos perturbadores como los móviles, los cuales deben apagarse o mantener en modo silencio. Sin embargo, hay otros ruidos, como los de la televisión o la radio, que ayudan a algunas personas a conciliar el sueño.

  6. 6 Ponte la alarma.

    Establece un horario para dormirte y despertarte. Es decir, hasta que aprendas a autorregular tu siesta, pon la alarma de tu despertador o pídele a otra persona que te despierte y así evitarás quedarte dormido demasiado tiempo y no sufrirás las consecuencias negativas.

  7. 7 Un café y a dormir la siesta.

    Algunas personas dicen que si toman un café inmediatamente antes de dormir la siesta, se sienten mejor. La cafeína hace efecto entre los 10 y 20 minutos siguientes a ser consumida y así les despierta sin necesidad de alarmas. Además, te sientes muy energizado debido a la combinación de la siesta y la cafeína. Incluso algunas investigaciones realizadas en Japón, indican que las personas que toman una "siesta con cafeína" experimentan menos somnoliencia y mayor productividad que las que al despertarse de la siesta se lavan la cara o se ven expuestas a luces brillantes.

  8. 8 En ancianos e hipertensos no es aconsejable.

    El beneficio que produce la siesta sobre el estado de alerta es menos llamativo en personas mayores que en personas que ejercen actividades de mayor intensidad o esfuerzo. Por ello, algunos estudios llegan a desaconsejar la realización de la siesta en personas mayores, hipertensas y con factores de riesgo cardiovascular. Además para los mayores, la siesta supone un deterioro en la calidad del período del descanso nocturno. Y en el caso de las personas hipertensas, según los especialistas, la tensión arterial alcanza las cifras más elevadas al despertar, después del descanso nocturno.

  9. 9 Para los niños es una costumbre imprescindible.

    Especialmente porque los tranquiliza y ayuda a que estén descansados, lo que evitará que lleguen a las siete de la tarde inquietos e irritados. Los expertos insisten en que el sueño de los niños es tan importante como su alimentación. El hábito de "echar la siesta" es fundamental para su desarrollo. Por esta razón, los padres deben insistir en que sus hijos se echen la siesta por lo menos en los cinco primeros años de vida. Consulta www.guiainfantil.com

 

Deja tu comentario

Normas de uso

Aviso legal

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Subido el 17/08/2009 por:

  • 0 Vídeos
  • 48 Textos
  • Total: 48

Artículos relacionados

Videos relacionados