lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Bienestar > Cómo son las consecuencias de un fumador pasivo

Cómo son las consecuencias de un fumador pasivo

El humo de un solo cigarro contiene más de 100 sustancias tóxicas

fumador_pasivo_0.jpg
Los fumadores pasivos pueden llegar a padecer asma, irritación de los ojos, bronquitis e incluso cáncer de pulmón. FOTO: Thinkstock Photos.

06/09/2011 por: Fantástica

Hoy en día la cantidad de fumadores es muy elevada, aunque la de fumadores pasivos lo es aún más, ya que todos acabamos sufriendo las consecuencias del humo que desprenden los cigarrillos.

  1. 1 Los efectos del tabaco.

    Los problemas de salud de los fumadores son muchos, pero las personas que reciben el humo de los demás también pueden padecer numerosas dolencias. Algunas afecciones que puedes padecer siendo simplemente fumador pasivo son sensación de presión en el pecho, irritación de los ojos, mareos, náuseas, tos y dolor de garganta, entre otras cosas.

  2. 2 A largo plazo.

    Aunque los síntomas mencionados en el paso anterior suelen afectar de forma inmediata al fumador pasivo, hay otros efectos que pueden producirse a largo plazo, como son el cáncer de pulmón, el asma y algunos problemas cardiovasculares.

  3. 3 Peligroso para las embarazadas.

    El humo del tabaco puede ser muy perjudicial para el feto, ya que puede provocar que el bebé nazca prematuramente, que sus pulmones sean más pequeños de lo normal y que por ello corra el riesgo de fallecer por una muerte súbita e, incluso, puede llegar a ser adicto al tabaco una vez alcanzada la edad adulta. Por todo ello, si estás embarazada evita en la medida de lo posible los espacios con humo para proteger a tu bebé.

  4. 4 Las consecuencias en los niños.

    Cuando un niño se cría en un ambiente donde sus padres o familiares son fumadores, el pequeño tendrá un mayor riesgo que otros niños de padecer resfriados, infecciones respiratorias y diversas afecciones pulmonares.

  5. 5 Cómo evitar ser un fumador pasivo.

    Aunque no respirar el humo del tabaco no es fácil, se debe evitar en la medida de lo posible. De todas formas, con la nueva ley anti-tabaco es mucho más sencillo que antes, ya que está prohibido fumar en espacios cerrados. Si acudes a casa de unos amigos o familiares donde hay fumadores, intenta que el humo te afecte lo menos posible, aunque esto no siempre es fácil de conseguir. No aspirar el humo del tabaco en ninguna ocasión es prácticamente imposible, pero se debe evitar lo máximo posible por el bien de la salud.

También te puede interesar

 

Subido el 06/09/2011 por:

Fantástica
Fantástica

Fantástica por querer ayudarte de forma práctica.

  • 0 Vídeos
  • 120 Textos
  • Total: 120

Artículos relacionados

Videos relacionados