lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Bienestar > Cuáles son los beneficios de los alimentos congelados

Cuáles son los beneficios de los alimentos congelados

Las verduras frescas aportan más nutrientes según la creencia popular, pero no siempre es así. En este practicograma, te explicamos cuáles son los beneficios de los alimentos congelados.

descongelar_0.jpg

30/06/2016 por: Sandra G. Costa

Según contó Laura Zurita Rosa, de la Asociación de Dietistas y Nutricionistas de Madrid (Addinma), a ABC, contrariamente a lo que pensamos, los productos congelados son mucho más beneficiosos que otros alimentos frescos de similares características.

La nutricionista explica que "la principal diferencia entre el alimento fresco y el congelado es que el segundo se ha sometido a una disminución de temperatura que produce la congelación de su componente principal, el agua. Con ello aumenta su vida útil y se asegura su calidades microbiológica, sin apenas alterar sus cualidades organolépticas". Esto significa que "en la mayoría de ocasiones los productos naturales congelados pueden contener más vitaminas y minerales que las verduras frescas refrigeradas al ser procesadas justo en el momento de la recolección, siendo este el momento de mayor valor nutritivo".

  1. 1 ¿Qué congelados son mejores?

    Sin embargo, la experta advierte de que no todos los alimentos congelados sean iguales o tengan los mismos beneficios. Zurita insta a distinguir entre dos importantes grupos de alimentos congelados: los alimentos naturales, que son los que se someten a la congelación después de la recolecta (queso, verduras) o sacrificio (carne o pescado) que "preservan el valor nutricional, la frescura y el sabor de los alimentos frescos", explica la nutricionista. En este grupo se encuentran alimentos como judías verdes, cebolla precortada, menestra de verduras, lomo de pescado..

    Otro grupo diferente es el de los alimentos precocinados y los preparados congelados (productos que han sido previamente cocinados para solo tener que calentarlos antes de consumirlos). Estos alimentos cuentan contienen mucha grasa, aditivos y sal, así como conservantes y calorías, explica Zurita. En este segundo bloque entrarían alimentos como la lasaña, patatas fritas, croquetas...

  2. 2 Alimentos naturales congelados

    Respecto a éstos, la nutricionista explica que pueden ofrecernos numerosos beneficios respecto a los productos frescos: "Las verduras congeladas tienen la ventaja de que ya están limpias, enteras o troceadas y listas para su cocción de agua hirviendo. Además, como transcurre tan poco tiempo entre la recolección y la congelación, estos productos conservan muy bien las cualidades nutritivas de las verduras frescas, siendo incluso superior su contenido en vitaminas y minerales. Por ejemplo, la cantidad de vitamina C que aportan las espinacas frescas consumidas a los tres días de su recolección es menor que la que proporcionan las espinacas congeladas".

    Por el contrario, Zurita insta a que los productos precocinados deben evitarse o ser consumidos solo esporádicamente. Del mismo modo, recuerda que no se deben volver a congelar los alimentos previamente descongelados, y por tanto, tampoco consumirlos. Lo que sí se debe consumir son frutas, verduras, hortalizas, pescado, carne...

  3. 3 Preferiblemente ultracongelados

    Del mismo modo, la nutricionista señala que hay que distinguir entre los alimentos que han sido congelados y los que han sufrido un proceso de ultracongelación. "El alimento ultracongelado en el momento de la pesca o la recolección puede llegar a ofrecer una calidad nutricional superior a la del producto fresco que puede adquirirse en el mercado. Además, la rapidez del proceso de ultracongelación impide el crecimiento microbiano y la pérdida de nutrientes".

    Respecto a los productos derivados de la carne, destaca que si el proceso de congelación se realiza con carne fresca, el único cambio perceptible es el del color de la carne tras su congelación; solo un catador excelente podría apreciar alguna diferencia con los alimentos frescos.

  4. 4 ¿Por qué son más baratos?

    Son más baratos porque los alimentos previstos para congelarse se recolectan en épocas de mayor oferta, por lo que su precio es más competitivo.

  5. 5 Cómo congelar los alimentos

    La experta advierte de que los productos congelados también tienen fecha de caducidad, debido a que su deterioro depende de forma directa de la composición de cada alimento, no pueden establecerse normas comunes. Lo aconsejable es apuntar la fecha cuando se congelan los alimentos y no sobrepasar alrededor de seis meses, con un plazo mínimo de un año.

  6. 6 Más información:

    Si quieres más información, consulta la categoría de Salud. En la subcategoría de Bienestar encontrarás otros artículos y vídeos que te servirán de ayuda. No te pierdas los siguientes:

    - La tripa cervecera es ¿un mito o una realidad?.

    - Cómo cuidar la salud con una buena alimentación.

    - Cómo reforzar el sistema inmunitario.

También te puede interesar