lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Dermatología > Cómo tratar un eccema

Cómo tratar un eccema

Una de cada diez personas tiene algún eccema a lo largo de su vida

eccema_0.jpg
Los nervios y la ansiedad suelen ser las principales causas de que los eccemas empeoren. FOTO: Thinkstock Photos.

30/08/2011 por: Fantástica

Los eccemas son afecciones que aparecen en la piel y que provocan que se irrite, se ponga roja e incluso se padezcan picores. Aunque prevenir su aparición es difícil, hay muchas tácticas que te pueden ayudar a mejorar mucho su aspecto.

  1. 1 Cómo prevenirlo.

    Prevenir un eccema no es fácil, ya que a veces aparece sin ningún motivo aparente. No obstante, si ya tienes uno, debes procurar cuidártelo hidratando tu piel empleando jabones que no resequen la dermis. Si empleas cosméticos y productos de maquillaje, vigila que no tengan perfume, ya que esto podría irritar tu piel. Intenta también que la ropa que te pongas sea de algodón, ya que este material es muy suave y mantendrá tu piel fresca y libre de irritaciones.

  2. 2 ¿Es contagioso?

    El eccema no es una afección contagiosa. Sin embargo, a veces se ha pensado que sí lo es debido a que personas de la misma familia lo han tenido. Esto no ocurre porque sea contagioso, sino porque, en muchas ocasiones, es algo hereditario y por ello lo padecen varios miembros de una misma familia.

  3. 3 Eccemas leves.

    Los eccemas leves suelen curarse aplicando una crema hidratante por la zona afectada para calmarla y evitar que se reseque. Aún así, siempre es recomendable acudir al médico para que te diga cuál es exactamente el tipo de crema que debes utilizar.

  4. 4 Eccemas fuertes.

    Cuando los eccemas son más graves, suele combinarse el uso de la crema hidratante con una loción anti-inflamatoria para bajar la hinchazón y reducir el picor.

  5. 5 Lo que se debe evitar.

    Aunque te pique mucho, intenta por todos los medios no rascarte el eccema, ya que esto sólo empeorará su estado. También debes mantener la piel limpia e hidratada para evitar que la zona se infecte o se reseque. Otra recomendación es que evites la exposición prolongada al agua caliente, ya que esta resecará aún más tu piel. Cuando te duches, intenta emplear agua tibia y, si tienes que sumergir las manos bajo el agua caliente y tienes un eccema en esa zona, emplea siempre guantes para protegerla. Finalmente, cuando salgas de la ducha o del baño seca muy bien la piel con suaves toques, ya que la humedad puede empeorar el estado del eccema.

  6. 6 Relájate.

    Muchas veces los eccemas se agravan por culpa del estrés y la ansiedad. Aunque en esta sociedad en la que todo va a un ritmo frenético es difícil mantener la calma, intenta realizar actividades que te ayuden a liberar el estrés. Si eres una persona muy activa, hacer ejercicio puede irte muy bien para relajarte. También existen otras terapias, como el yoga, por ejemplo, que ayudan a relajar el cuerpo y la mente. Prueba cuál es la que mejor te va y disfrútala.

 

Subido el 30/08/2011 por:

Fantástica
Fantástica

Fantástica por querer ayudarte de forma práctica.

  • 0 Vídeos
  • 120 Textos
  • Total: 120