lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Enfermedades y trastornos > Cómo detectar los síntomas de la difteria

Cómo detectar los síntomas de la difteria

La infección, que se contagia por vía respiratoria, puede causar fiebre y dolor de cuello

GettyImages-495314981_0.jpg
En los peores escenarios la difteria puede llegar a afectar a los órganos internos. FOTO: Getty Images.

03/06/2015 por: Santytp

Se creía erradicada de los países desarrollados, pero un caso de difteria en Cataluña detectado en 2015 ha vuelto a poner a esta enfermedad en el ojo del huracán. La patología, provocada pro una bacteria, se define como una infección aguda. En este practicograma descubrirás cómo detectar sus principales síntomas.

  1. 1 ¿Qué es la difteria?

    Corynebacterium diphtheriae, es la bacteria que está detrás de la difteria. Este microorganismo afecta principalmente a las vías respiratorias, desde la mucosa nasal pasando por las amígdalas, la laringe y la faringe y provoca una infección de carácter grave y bastante contagiosa.

    La difteria se propaga a través de la saliva, los estornudos y la tos lo que hace que su transmisión sea relativamente sencilla. Se diferencia así de otras patologías severas como por ejemplo la hepatits C, que sólo se transmite por sangre.

  2. 2 Tos, fiebre y secreciones con sangre, los primeros síntomas.

    Desde el Hospital Vithas Virgen del Mar la pediatra Pilar Infante desgrana algunos de los síntomas de la difteria:

    - Tos constante.
    - Dificultad para respirar.
    - Fiebre.
    - Secreciones nasales aguadas y con sangre, en algunos casos.
    - Dolor al tragar.
    - Mucho babeo.
    - Ganglios.

    Las primeras manifestaciones pueden parecer de carácter leve pero si la enfermedad no se detecta a tiempo puede ocasionar serios problemas al organismo. "La bacteria también produce una toxina que al entrar en el torrente sanguíneo afecta a otros órganos como los riñones, el cerebro y el corazón", aclara la médico. Una posible complicación en el sistema nervioso, por ejemplo, puede provocar parálisis temporal.

  3. 3 ¿Cómo se diferencia de una gripe común?

    Las diferencias entre la difteria y la gripe o incluso las anginas son múltiples y diversas, aunque es cierto que al tratarse de una infección respiratoria puede producir confusiones en sus primeros síntomas. ¿Cuándo una tos deja de ser normal y pasa a tener complicaciones?

    "La dificultad para respirar es el primer signo de alarma para los pacientes", comenta Infante. La difteria produce una serie de membranas de color grisáceo que obstruyen las vías respiratorias e impiden que el aire sea tomado con normalidad. Por este motivo la respiración es tan molesta, lo que impide también que la fiebre se rebaje. Asimismo, las secreciones con sangre son otro motivo de alarma, pero es cierto que también se produce en otras enfermedades respiratorias.

  4. 4 La vacuna de la difteria, presente en todas las CC.AA.

    La vacunación es la principal arma preventiva contra la difteria. Este tratamiento es gratuito en toda España y está integrado en los calendarios de vacunación de todas las Comunidades Autónomas, si bien es cierto que su suministro no es obligatorio. Los padres pueden renunciar a que su hijo sea vacunado, lo que eliminaría su posibilidad de inmunización.

    La vacuna se suministra en varias dosis a lo largo del tiempo. En España se administra mediante una triple inyección que también protege frente a la tos ferina y el tétanos -la llamada DPT-.

  5. 5 Sin casos en España desde los años 80.

    Los países desarrollados daban la difteria pro erradicada de sus 'dominios'. La vacunación contra esta enfermedad en España comenzó en el año 1965. Las campañas de concienciación lograron potenciar las vacunas. De esta manera, el último caso de infección se detectó en 1987.

    Casi 30 años más tarde, la difteria vuelve a ser noticia con el ingreso de niño de seis años en Barcelona. El menor no había sido vacunado por lo que no pudo generar los anticuerpos necesarios para evitar la enfermedad. Pese a todo, desde el Comité asesor de vacunas aseguran que el 95% de los menores españoles están inmunizados gracias al suministros del tratamiento preventivo. Aún así, se advierte de la importancia de vacunarse cada 10 años si se piensa viajar a un país de riesgo ya que la vacuna pierde efectividad con el paso del tiempo.

  6. 6 ¿Más información?

    Si quieres conocer más, visita la sección 'Enfermedades y trastornos' en la categoría de 'Salud'. También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - 'Cómo diferenciar entre fibromialgia y síndrome de fatiga crónica'.

    - 'Cómo superar la alergia primaveral'.

    - 'Cómo entender y superar la hipocondría'.