lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Enfermedades y trastornos > Cómo es el tratamiento contra la legionela

Cómo es el tratamiento contra la legionela

El primer brote de legionela (legionella pneumophila) se detectó en Filadelfia (EE.UU.) en 1976

legionela_01_0.jpg
Análisis bacteriológicos para detectar un posible brote de legionelosis. FOTO: Agencia EFE

25/10/2010 por: Practicopedia

La legionela es una enfermedad que infecta los pulmones de ahí que su nombre sea 'pneumophila' (afecta al pulmón, en griego). Se suele originarse en torres de refrigeración sucias o lugares con alta carga de humedad y/o acuáticos y llega a provocar la muerte en los humanos si no es tratada a tiempo.

  1. 1 ¿Qué es la legionela?

    Se denomina 'legionela' o 'legionella pneumophila' aunque en puridad debe distinguirse el nombre de de la bacteria y el de la enfermedad. De acuerdo con Fundeu: "Debe emplearse el sustantivo 'legionela' para denominar a la bacteria que causa la 'legionelosis', y este último término para referirse a la enfermedad que aquella bacteria causa." Dicha bacteria termina causando la enfermedad del legionario que es la forma más severa de infección, y termina en neumonía. Otra forma de legionelosis en la denominada 'Fiebre de Pontiac' que es más leve.

    Su hábitat natural son las aguas superficiales de lagos, ríos, o estanques, formando parte de su flora bacteriana. Desde ahí la bacteria pasa a los sistemas de abastecimiento en ciudades como por ejemplo, torres de refrigeración; sistemas de agua caliente sanitaria con acumulador y circuito de retorno; Sistemas de agua climatizada con agitación constante y circulación a través de chorros de alta velocidad o inyección de aire (spas, jacuzzis, piscinas, hidromasajes).

    La entrada en el organismo humano se produce por inhalación. No hay evidencia de un posible contagio de persona a persona. La epidemia normalmente aparece en el verano o a principios de otoño, pero los casos pueden suceder a lo largo de todo el año. Alrededor de un 5% a un 30% de las personas que sufren la legionelosis, fallecen.

  2. 2 Síntomas de la legionelosis

    El periodo de incubación es normalmente de 2 a 10 días, es más frecuente en personas de edad comprendida entre 40 y 70 años, presentándose de dos a tres veces más entre varones que entre mujeres, siendo rara en niños (de acuerdo con la OMS, datos de 1990). Es difícil de distinguir de una diarrea e incluso de una gripe vírica.

    Los pacientes con legionelosis tiene normalmente fiebre, escalofríos y tos, que puede ser seca o con mucosidad. Algunos pacientes tienen también dolores musculares, dolor de cabeza, cansancio, pérdida de apetito y, ocasionalmente, diarrea. Las pruebas de laboratorio muestran que los riñones de estos pacientes no suelen funcionar correctamente. La radiografía de tórax muestra una neumonía.

    El diagnóstico de la legionelosis requiere una prueba especial que no se realiza de forma rutinaria en las personas que tienen fiebre o neumonía. El médico debe considerar la posibilidad de legionelosis con vistas a obtener las pruebas adecuadas.

  3. 3 Medidas preventivas

    Las actuaciones deben ir dirigidas de acuerdo con los siguientes criterios:
    - Mantener la temperatura del agua fría por debajo de los 20ºC.

    - Mantener la temperatura del agua caliente por encima de los 55ºC (procurar tener acumuladores a 60ºC).

    - Evitar el estancamiento de agua en las tuberías de su instalación.

    - Abrir todos los puntos finales de la instalación regularmente, no dejar grifos sin usar.

    Mantener limpios y si es conveniente cambiar regularmente los filtros de duchas y grifos evitando que se poblen de cal o óxidos.

    Dotar el aporte de agua principal de un filtro para evitar el paso partículas e impurezas sólidas a las tuberías con un tamaño de poro de 80 - 150 micras y preferiblemente autolimpiable. Revisar periódicamente su estado higiénico.

    Todo lo referente a la legislación, prevención y control de la legionelosis aparece recogido en el REAL DECRETO 865/2003, de 4 de julio, por
    el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios
    para la prevención y control de la
    legionelosis.
    También la OMS recoge lugares cotidianos que hay que mantener en correcto estado de higiene para que no surjan problemas relacionados con la legionelosis.

  4. 4 Tratamiento de la legionelosis

    La Eritromicina y el levofloxacino son los antibióticos actualmente recomendados para tratar a las personas que sufren la enfermedad del legionario, la legionelosis. En los casos más severos, se puede utilizar asociada como un segundo medicamento la rifampicina. Están disponibles otras sustancias medicinales para los pacientes que no toleran la eritromicina.

    Se estima que la red de Legionela (European Working
    Group Legionelosis Information -EWGLI

 

Subido el 25/10/2010 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados

Videos relacionados