lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Enfermedades y trastornos > Cómo identificar el autismo infantil

Cómo identificar el autismo infantil

El autismo suele ser congénito y se manifiesta en los niños entre los 18 meses y los 3 años de edad.

autismo_infantil_0.jpg
Se estima que 1 de cada 150 niños en edad escolar podría presentar un trastorno del espectro del autismo. FOTO: © Eduard Ionescu | Dreamstime.com

01/04/2011 por: Practicopedia

Los primeros síntomas suelen ser que el niño pierde el habla, no mira a los ojos, parece que es sordo, tiene obsesión por algunos objetos o muestra total desinterés en las relaciones sociales con los demás.

  1. 1 Definición.

    La Confederación de Autismo en España define el autismo como parte de los Trastornos del Espectro del Autismo (TEA), un conjunto de trastornos complejos, que afectan al desarrollo del sistema nervioso y al funcionamiento cerebral, especialmente en los aspectos relacionados con el procesamiento de la información que proviene de los estímulos sociales.

  2. 2 Las causas.

    Todos los expertos coinciden en lo mismo: la causa, o causas, está aún por descubrir. Está claro que no se trata de una causa biológica única, sino que hay que considerar varios factores que pueden estar implicados. En la mayoría de los casos hay que considerar factores hereditarios. Sin embargo, los genes por sí solos no pueden explicar todas las variaciones que se dan dentro del espectro de autismo. Hay que tener en cuenta la interacción entre el potencial genético y el entorno biológico antes y durante el nacimiento.

    En cualquier caso la evidencia de un mecanismo casual biológico y orgánico en el autismo es aplastante. Se ha demostrado, que no hay ninguna relación causal entre las actitudes y las actuaciones de los padres y las madres y el desarrollo del autismo.

    El Doctor Eduardo R. Hernández González, pediatra y terapeuta de la conducta infantil, menciona algunas teorías acerca del origen del autismo:
    - Teorías genéticas. Inicialmente se consideró un mecanismo de transmisión autosómica recesiva, pero actualmente se piensa que existen menos de 10 genes que actúan de manera multiplicativa. También se ha señalado el llamado síndrome del cromosoma X frágil, es decir la falta de sustancia en el extremo distal del brazo largo del cromosoma, como causa del síndrome autista.
    - Teorías neurobiológicas. Se habla de las anormalidades en los neurotransmisores, específicamente de la serotonina que se encuentra aumentada en los niños con síndrome autista, que altera el funcionamiento cerebral. Otras investigaciones hablan de alteraciones en el cerebelo, alteraciones en el volumen cerebral, en la corteza cerebral y en el sistema límbico.
    - Teorías psicológicas. La teoría socioafectiva dice que los autistas carecen de componentes constitucionales para interactuar emcionalmente con otras personas; La teoría cognitiva que postula que las deficiencias cognitivas se deben a una alteración que se denomina metarepresentacional, que es la responsable de que los niños puedan desarrollar el juego simulado y que puedan atribuir estados mentales con contenido a otros; Y la teoría cognitivo-afectiva, que plantea que las dificultades de comunicación y sociales tienen origen en un déficit afectivo primario que se halla estrechamente relacionado a un déficit cognitivo.

  3. 3 Características del autismo.

    "Todas las personas con autismo comparten diferentes características que definen este tipo de trastornos", dicen desde la Confederación de Autismo en España. En general, sus habilidades de interacción con los demás son muy distintas de las habituales. En algunos casos pueden presentar un aislamiento social importante, o no manifestar mucho interés por relacionarse con los demás. Sin embargo, en otras ocasiones pueden intentarlo de una forma extraña, sin saber muy bien cómo hacerlo, y sin tener en cuenta las reacciones de la otra persona. Por otro lado, suelen presentar alteraciones de las habilidades de comunicación verbal y no verbal, que pueden variar desde las personas que no emplean ningún lenguaje hasta las que tienen habilidades lingüísticas fluidas, pero no saben utilizarlas para mantener una comunicación recíproca.

  4. 4 Los síntomas del autismo infantil.

    Existen algunos síntomas típicos que pueden manifestarse entre los 18 y los 36 meses:
    - Sordera aparente, no responde a las llamadas e indicaciones. Parece que oye algunas cosas y otras no.
    - No persigue por la casa a los miembros de la familia ni alza los brazos cuando está en la cuna para que le cojan. Parece que nos ignora.
    - Cuando se le recoge de la cuna o el parque no sonríe ni se alegra de ver al adulto.
    - No señala con el dedo y mira al adulto para comprobar que éste está también mirando donde él señala.
    - No señala con el dedo para compartir experiencias ni para pedir.
    - Tiene dificultades con el contacto ocular, casi nunca lo hace y cuando mira hay veces que parece que "atraviese con la mirada" como si no hubiera nada delante de él.
    - No mira a las personas ni lo que están haciendo.
    - Cuando se cae no llora y no busca consuelo.
    - Es excesivamente independiente.
    - Reacciona desproporcionadamente a algunos estímulos (es muy sensible a algunos sonidos o texturas).
    - No reacciona cuando se le llama por su nombre.
    - Prefiere jugar solo.
    - No dice adiós.
    - No sabe jugar con los juguetes.

    A partir de los 36 meses algunas de las conductas aparte de las anteriores:
    - Tiende a ignorar a los niños de su edad, no juega con ellos ni busca interacción.
    - Presenta un juego repetitivo y utiliza objetos y juegos de manera inapropiada, ejemplo: gira constantemente los objetos, juega con trocitos de papel delante de los ojos, alinea objetos...
    - Puede presentar movimientos esteriotipados o repetitivos como aleteo con las manos, saltitos, balanceo... camina de puntillas.
    - Ausencia de lenguaje, o éste es repetitivo y sin significado aparente con tono de voz inapropiado. No dice cosas que antes decía.
    - No existe imitación.
    - Evita la mirada y el contacto.
    - Parece cómodo cuando está solo y tiene problemas para aceptar cambios en su rutina.
    - Tiene apego inusual a ciertos objetos.
    - Tiene muchas rabietas.
    - Está en su mundo.

    Es alarma absoluta (necesidad total de evaluación por especialista):
    - No balbucea o no hace gestos de interacción con 12 meses.
    - No dice palabras aisladas con 16 meses.
    - No dice frases completas con 24 meses.
    - Cualquier regresión o pérdida de habilidades adquiridas a cualquier edad.

  5. 5 El tratamiento.

    Por el momento, no existe ninguna cura para los autistas. Sin embargo, existen factores que van a influir de manera importante en el desarrollo de la persona que los presenta y en su calidad de vida. Es fundamental que el diagnóstico se realice de manera precoz y que el niño o la niña reciban una apropiada intervención temprana. Los recursos educativos y comunitarios deben ser los adecuados a sus necesidades individuales, y que disponga de una red de apoyo que facilite su participación social.

    Las personas con autismo siguen desarrollándose y aprendiendo a lo largo de toda su vida. Las características que los definen no desaparecen al llegar a la vida adulta. Así, la calidad de vida de la persona y la de su familia van a estar influidas por las posibilidades de acceder a las intervenciones y apoyos adecuados, que se adapten a sus necesidades individuales, y que maximicen sus oportunidades de aprendizaje, de inclusión social y de desarrollo personal.

  6. 6 El papel de los padres.

    La Confederación de Autismo en España advierte que si se observan algunos de los síntomas descritos anteriormente, es necesario acudir al médico especialista (neurólogo o psiquiatra infantil) o bien seguir cualquiera de estos tres caminos:

    1. Ir al Ayuntamiento de tu zona, y en los Servicios Sociales expón el caso de tu hijo. Probablemente le hagan una valoración al niño. En caso de duda sobre el diagnóstico, estos servicios lo derivarían al equipo de atención temprana, Específico o General dependiendo de la edad.
    2. Si tu hijo está en la siguiente situación deberás:
    a) 0-6 años y no está escolarizado. Tienes que ponerte en contacto con el equipo de atención temprana que le corresponda por la zona donde vive.
    b) 0-6 años y está escolarizado en Escuela Infantil. El orientador del centro deberá pasar el caso al Equipo de Atención Temprana de la zona o bien derivarlo directamente al Equipo Específico de Alteraciones Graves del Dearrollo.
    c) 3-16 años y está escolarizado en Colegio. El orientador del centro deberá derivarlo al equipo de orientación educativa general de la zona.
    3. Contactar con la asociación de autismo más cercana para pedir cita para obtener el diagnóstico.

 

Subido el 01/04/2011 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados