lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Enfermedades y trastornos > Cómo prevenir un ictus

Cómo prevenir un ictus

Tabaquismo, hipertensión o exceso de colesterol son algunos de los factores de riesgo

dia ictus_0.jpg
El 29 de octubre se celebra el Día Mundial del Ictus. FOTO: Getty Images.

29/10/2014 por: Santytp

El ictus es una enfermedad cerebrovascular que afecta a los vasos sanguíneos que suministran la sangre al cerebro. Se trata de la principal causa de muerte de las mujeres y la segunda en los varones. Según estimaciones de la Federación Española del Ictus, se calcula que una de cada seis personas sufrirá un ictus a lo largo de su vida. De hecho, esta patología afecta cada año a 120.000 individuos en España. La prevención es la principal arma con la que cuentan los pacientes, por ello en este practicograma conocerás algunos de los factores de riesgo de esta enfermedad.

  1. 1 El 80% de los casos se pueden prevenir.

    La mayor parte de los factores de riesgo del ictus pueden ser cambiados, tratados o modificados. "La genética es importante, pero no es el elemento esencial en este caso", comenta el doctor Eduardo Marínez Vila de la Clínica Univesidad de Navarra. El neorólogo explica que la historia clínica familiar puede influir en esta patología pero, en realidad, el ictus puede prevenirse casi en el 80% de los casos.

    El ictus provoca una media de 36.000 muertes al año en España. Por ello, para reducir esta cifra, resulta vital incrementar las medidas de prevención.

  2. 2 Vigila tu tensión.

    La tensión alta puede llegar a multiplicar por cinco el riesgo de sufrir un ictus. De hecho, según informan desde el Centro Avanzado de Neurociencias del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, más del 65% de los pacientes que han sufrido un ictus padecían hipertensión.

    Los expertos recomiendan prestar atención a los niveles de la tensión arterial que, por regla general, debe mantenrse entre niveles por debajo de 130 -máxima- y 80 -mínima-.

  3. 3 El sobrepeso, un gran hándicap para tu cuerpo.

    Mantener unos hábitos de vida saludables es la mejor forma de prevenir un ictus. El doctor Eduardo Marínez Vila hace hincapié en la necesidad de mantener una dieta equilibrada -como la mediterránea- y abandonar el sedementarismo.

    El sobrepeso guarda una estrecha relación con la hipertensión, por ello, es importante evitarlo. Elimina las dietas con altos componentes de grasas saturadas para poner a raya el colesterol. Además, andar una media hora al día puede resultar muy eficaz para fortalecer tu corazón.

  4. 4 Mens sana in corpore sano.

    La mente también debe ciudarse. El estrés es un desencadenante para elevar el riesgo de hipertensión. El doctor Martínez Vila recomienda "controlar los niveles de agobio". La repetición de cuadros de estrés no ayuda a la salud de las arterias.

    El neurólogo aprovecha la oportunidad para recordar que el tabaco es otro de los facores que incrementen el riesgo a padecer un ictus. Según cuenta, este producto daña las paredes internas de las arterias. Ante ello, el mayor consejo que ofrece es "dejarlo".

  5. 5 La apnea del sueño, otro de los indicadores.

    Se ha descubierto que los trastornos de sueño pueden tener una relación directa con el riesgo a padecer un ictus. En España, el 5% de la población adulta padece apnea del sueño. Se trata de una patología que implica la falta de respiración durante algunos segundos y que puede llegar a duplicar las posibilidades de sufrir un infarto cerebral.

    Según cuenta el neurólogo Joaquín Ojeda, del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, el principal problema de esta enfermedad del sueño es que "muchos ciudadanos desconocen que la tienen". Ronquidos y exceso de cansancio al despertar pueden ser algunos de sus signos de alarma. Si los has detectado, no dudes en acudir a tu médico.

  6. 6 Visita a tu médico de cabecera una vez al año.

    "No importa que estés sano, hay que ir al médico al menos una vez al año". Así de rotundo se muestra el doctor Joaquín Ojeda. El médico recuerda que el ictus "no produce ningún dolor" hasta el momento en que se produce pero eso no significa que el cuerpo no pueda dar pistas de antemano.

    Un caso práctico. Una paciente que a los 60 años sufre un ictus como consecuencia, entre otros muchos factores, de una hipertensión no diagnosticada. Probablemente si hubiera acudido al médico de cabecera hubiera podido poner en marcha las medidas farmacológicas y preventivas necesarias. No en vano el doctor Ojeda afirma que la Medicina de Familia es "fundamental" para controlar los factores de riesgo.

  7. 7 Las secuelas del ictus y la discapacidad.

    El doctor Joaquín Ojeda resalta que el infarto cerebral es la principal causa de discapacidad en España debido a las secuelas que deja esta enfermedad. De hecho, la Federación Española del Ictus calcula que esta patología ocasiona una discapacidad grave al 40% de los pacientes.

    El neurólogo comenta que el ictus puede afectar tanto al aspecto físico -con dificultades de movilidad- hasta al cognitivo -pérdida de visión, problemas para comunicarse etcétera-. Una vez más, el consejo es el mismo: la prevención.

  8. 8 ¿Más información?

    Si quieres conocer más, visita la sección 'Enfermedades y trastornos' en la categoría de 'Salud'. También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - 'Cómo diferenciar entre la gripe común y el catarro'.

    - 'Cómo prevenir la artritis'.

    - 'Cómo son los síntomas que identifican el párkinson'.

 

Subido el 29/10/2014 por:

Artículos relacionados

Videos relacionados