lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Enfermedades y trastornos > Cómo reconocer el bocio

Cómo reconocer el bocio

El bocio se refiere a una inflamación de la gándula tiroides

bocio.jpg
En la imagen se puede apreciar una mujer con problemas de bocio FOTO: Wikipedia

04/08/2014 por: respuestasalud

Cuando hablamos de bocio nos estamos refiriendo a un aumento de tamaño que se produce a nivel de la glándula tiroides, encargada de sintetizar la hormona tiroidea, fundamental para el metabolismo. En cuanto al tipo de bocio se clasificará atendiendo al tamaño, forma, su causa, la funcionalidad y/o los criterios epidemiológicos. Para su diagnóstico será necesaria su observación además de una exploración física.

  1. 1 Causas del bocio

    A continuación veremos algunas de las causas más frecuentes en cuanto al desarrollo del bocio:

    -La que más se da suele ser el déficit de yodo.
    -La inflamación de la glándula tiroides.
    -Los bociógenos.
    -Algún tipo de alteración congénita.
    -Tumoraciones.
    -Ingesta de anticonceptivos orales, mola hidatiforme.

  2. 2 Síntomas del bocio

    En la mayoría de los casos el paciente no experimenta ningún tipo de síntoma y no descubre que tiene problemas de bocio hasta que se produce la exploración física. Hay veces que puede producirse una especie de bulto o tumoración que puede doler o no cuando se procede a la palpación.

    Puede ser que cuando el bocio ha alcanzado un gran tamaño se produzca compresión en las zonas adyacentes, por lo que el sujeto puede notar problemas para respirar, tos irritativa problemas en la deglución e incluso cambios en la voz. Pero no debemos preocuparnos porque este tipo de sintomatología no se da con mucha frecuencia. Si el bocio se ha hecho tan grande que ya alcanza la región retroesternal es posible que al elevar los brazos note problemas para respirar, mareos e incluso llegue a perder la consciencia.

  3. 3 Tratamiento del bocio

    La forma en la que trataremos el bocio va a depender completamente de qué es lo que lo origina y qué síntomas presenta el paciente. En los casos en los que el bocio es muy grande y va acompañado de síntomas por compresión, lo normal es que se recurra a la cirugía, en la que o bien se extirpa una parte del tiroides o todo el tiroides.

    Si no hay síntomas el tratamiento es distinto. Puede ser solo hacer un seguimiento del paciente pasado un tiempo para ver cómo van las funciones tiroideas. También se puede recurrir a la administración de levotiroxina sódica, cuya administración se suele hacerse al principio.

    Por último tenemos la opción de utilizar el radioyodo, perfecto para aquellos pacientes con riesgos quirúrgicos y sintomatología compresiva. Hay que saber que puede tener efectos secundarios, como una inflamación en la glándula tiroides o problemas de hipotiroidismo.

  4. 4 Más información

    Si quieres conocer más, visita la sección 'Enfermedades y Trastornos' en la categoría de 'Salud' . También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - Cómo cuidar el corazón en 10 consejos clave.

    - Cómo cuidar de tu corazón con la ayuda del ejercicio físico.

    - Cómo cuidar de tu corazón para toda la vida.