lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Medicamentos > Cómo tomar medicamentos durante una ola de calor

Cómo tomar medicamentos durante una ola de calor

No dejes de tomar las medicinas, bebe abundante agua y procura estar en un lugar acondicionado

medicamentos_olacalor_0.jpg
Consulta con tu médico si crees que necesitas adaptar tu medicación en una época de mucho calor. FOTO: © PlgPHOTO - www.photaki.es

01/08/2013 por: Practicopedia

El hecho de que haga mucho calor no es motivo suficiente para dejar de tomar tu medicación. Eso sí, ten en cuenta que debes estar bien hidratado para no sufrir el síndrome de agotamiento-deshidratación o el temido golpe de calor. Los expertos recomiendan hidratarse bien y buscar lugares frescos. En el caso de los ancianos, hay que tratar de que beban agua aunque no tengan sensación de sed. En este practicograma te explicamos cómo tomar medicamentos durante una ola de calor.

  1. 1 Aunque haga 40 grados, no dejes de tomar tus medicamentos.

    "No existen evidencias que lleven a contraindicar un medicamento por el simple hecho de que haga calor. Sin embargo, las personas que toman medicación deben vigilar muy bien su hidratación especialmente en épocas con altas temperaturas", explica Azucena Aldaz, Doctora en Farmacia por la Universidad de Navarra.

    Aunque haga 40 grados no puedes dejar de tomar tus medicinas. Eso sí, debes tener cuidado para mantener una hidratación adecuada. Toma al menos un litro y medio de agua a diario y evita que te dé el sol en las horas centrales del día.

  2. 2 ¿Qué puede pasar si tomo medicinas cuando hace mucho calor?

    El mayor riesgo que corre una persona que necesita medicarse durante una ola de calor es sufrir el síndrome de agotamiento-deshidratación o un golpe de calor.

    El primero se produce por la alteración del metabolismo hidro-sódico y provoca la pérdida de sudor. El segundo surge como consecuencia de un fallo agudo en la termorregulación y "puede provocar la muerte", tal como explica Azucena Aldaz.

    Consulta 'Cómo evitar un golpe de calor'.

  3. 3 ¿Existen medicamentos peligrosos durante una ola de calor?

    Un medicamento por sí solo no provoca el síndrome de agotamiento-deshidratación o un golpe de calor. Sin embargo, sí existen medicamentos que pueden agravar estas dolencias. Por ejemplo los diuréticos, los susceptibles de alterar la función renal, los que pueden impedir la pérdida calórica, los que bajan la presión arterial, los que alteran el estado de vigilia y los antiarrítmicos, entre otros.

    Los expertos recomiendan vigilar el estado general de los enfermos durante las épocas de calor. El Colegio de Farmacéuticos de Almería recomienda que las personas que tomen medicación durante una ola de calor se mantengan en "ambientes frescos con una hidratación y aireación adecuadas".

  4. 4 Grupos de riesgo: ancianos, lactantes, niños y enfermos crónicos.

    Los ancianos, los lactantes, los niños pequeños y los enfermos crónicos son los más vulnerables a la hora de sufrir una deshidratación o un golpe de calor. Las personas dependientes que necesitan tomar medicación también pueden verse afectados.

    "Las personas que toman medicinas para la depresión o para las migrañas también corren riesgos", según la Doctora Azucena Aldaz. En este caso, es necesario "no pasarse de la dosis indicada por el especialista e hidratarse". "Los pacientes con fallo renal también debe controlar sus niveles de creatinina", explica Aldaz.

  5. 5 El médico debe considerar la posibilidad de adaptar la medicación.

    Para el farmacéutico Francisco Rua, miembro de la Asociación de Farmacéuticos Adjuntos de Huelva, "la adaptación de un tratamiento con medicación en curso durante una ola de calor debe considerarse caso a caso". "En ningún caso está justificado considerar desde el principio, y sistemáticamente, una reducción o interrupción de los fármacos", añade.

  6. 6 Medicamentos con los que hay que tener especial cuidado.

    Existen tres grupos de medicamentos cuyo uso durante una ola de calor puede agravar el síndrome de agotamiento, deshidratación y provocar un golpe de calor. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) los divide en:

    Primer grupo:

    - Medicamentos que provocan alteraciones en la hidratación y/o trastornos electrolíticos: diuréticos y otras medicinas que facilitan la pérdida de líquidos.
    - Medicamentos que pueden afectar a la función renal. Por ejemplo, IECA y ARAII y los fármacos nefrotóxicos que tratan enfermedades renales.
    - Medicamentos cuyo efecto puede verse alterado por una deshidratación. Por ejemplo, los antidiabéticos orales.
    - Medicamentos que pueden impedir la pérdida calórica del organismo alterando la termorregulación central y periférica. Por ejemplo, neurolépticos y serotoninérgicos.

    Segundo grupo:

    Medicamentos que pueden inducir a un aumento de la temperatura corporal actuando sobre el sistema nervioso central. Por ejemplo, los neurolépticos, los agonistas serotoninérgicos y los inhibidores de recaptación de serotonina (fluoxetina, paroxetina o sertralina).

    Tercer grupo:

    Medicamentos que agravan indirectamente los efectos del calor por disminuir la capacidad de reacción ante situaciones problemáticas. En este grupo se incluyen los medicamentos que actúan sobre el estado de vigilia y los que pueden bajar la presión arterial.

  7. 7 ¿Quieres más información?

    Si quieres más información, consulta la categoría de Salud. En la subcategoría de Medicamentos encontrarás otros artículos y vídeos relacionados. No te pierdas los siguientes:

    - Cómo reciclar medicamentos.

    - Cómo usar correctamente los antibióticos.

    - Cómo son los medicamentos que dejan de financiarse y tendrás que pagar.

También te puede interesar

Cómo reciclar medicamentos

 

Subido el 01/08/2013 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados

Videos relacionados