lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > No te lo pierdas en salud > Cómo conocer los posibles riesgos para la salud del cigarrillo electrónico

Cómo conocer los posibles riesgos para la salud del cigarrillo electrónico

Los científicos no han podido determinar que el 'e-cigarrillo' ayude a dejar de fumar

454241806_0.jpg
Según los expertos, faltan estudios concluyentes que determinen los riesgos o posibles beneficios del 'e-cigarrillo'. FOTO: Getty Images.

30/10/2014 por: Santytp

La venta de cigarrillos electrónicos mueve más de 2.000 millones de euros en todo el mundo. Este producto, presentado en principio como una ayuda para dejar de fumar, genera cada vez más controversias. La Organización Mundial de la Salud recomienda la prohibición de su comercialización en menores de edad asegurando que, de momento, no se ha probado su inocuidad. En este practicograma conocerás los posibles riesgos para la salud que pueden derivar del uso del 'e-cigarrillo'.

  1. 1 Los componentes del cigarrillo electrónico.

    La nicotina es el principal componente químico del tabaco tradicional y también puede serlo de los 'e-cigarrillos'. Aunque no todos estos dispositivos poseen nicotina, sí pueden presentar los siguientes elementos:

    - Propilenglicol.
    - Glicerina.
    - Dietilenglicol.
    - Anabasina.
    - Miosmina.
    - B-nicotirina.

    La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos asegura que muchas de estas sustancias son tóxicas para la salud. Otras, como la glicerina o el propilenglicol son inofensivas de forma oral, pero se "desconocen" sus efectos para la salud en el caso de inhalarlas.

  2. 2 El cáncer de pulmón siempre al acecho.

    El cigarrillo electrónico posee toxinas que pueden resultar cancerígenas. "La proporción de elementos tóxicos es menor respecto al tabaco convencional, pero eso no quiere decir que no generen daños", asegura el doctor Carlos Egea, del Hospital Vithas San José de Vitoria.

    Según comenta el neumólogo, el calentamiento de sustancias como la glicerina podría incrementar también el riesgo a padecer cáncer de pulmón. Pese a ello, remarca que "hay muchas incógnitas". Lo que parece claro, agrega, es que no se descarta que el cigarrillo electrónico aumente el riesgo de padecer cáncer.

  3. 3 Aún faltan estudios científicos sobre el 'e-cigarrillo'.

    La historia del 'e-cigarrillo' es muy reciente pues fue creado en el año 2003 en China. Hoy en día, en España, el número de 'vapeadores' asciende a 900.000 personas. En principio se pensó que este producto sería inofensivo aunque la multiplicación de su uso ha hecho que salten todas las alarmas.

    El problema con el que se encuentra este elemento es que carece de estudios científicamente demostrables. "Necesitamos más tiempo para conocer sus verdaderos efectos sobre la salud", remarca el doctor Egea. El nemólogo explica que un estudio necesita de un mínimo de tres o cuatro años para poder ser testado, por este motivo, aún no se disponen datos fiables.

    Como medida de precaución, la Organización Mundial de la Salud recomienda no consumir este producto hasta que un organismo compruebe su seguridad. De hecho, ningún Estado ha aprobado todavía su uso terapéutico.

  4. 4 ¿Existe el 'vapeador' pasivo?

    Más allá de los efectos de la salud en los 'vapeadores', otra de las grandes dudas es el posible daño en los individuos que reciben el vapor del ambiente. El doctor Carlos Egea explica que el "gran temor" en este momento es que las emisiones de estos dispositivos también sean nocivas. "Volveríamos a tener el mismo problema que con el tabaco convencional", argumenta.

    En la misma línea se postula Neus Altet, miembro del Área de Tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). La doctora considera que las consecuencias de usar un producto sin los estudios científicos pertinentes pueden ser "muy dañinas" para toda la sociedad en su conjunto.

  5. 5 El cigarrillo electrónico puede generar adicción.

    "El cigarrillo electrónico se está convirtiendo en una moda y eso es un peligro", sentencia la doctora Altet. La neumóloga asegura que el 'e-cigarrillo' puede generar adicción porque promueve el mismo acto social que el tabaco. "Hay personas no fumadoras que ahora empiezan por el electrónico y acaban por pasarse al tabaco", apostilla.

    De hecho, 6 de cada 10 'vapeadores' prefieren los cigarrillos electrónicos con nicotina, según refleja el estudio Electronic cigarrette use among adult population: a cross-sectional study in Barcelona (2013-2014). Una muestra más, opina la doctora, de la relación entre este dispositivo y el cigarro convencional.

  6. 6 Diferencia con los parches de nicotina.

    Los parches de nicotina sí están aprobados científicamente. Un paso que, de momento, no han conseguido los 'e-cigarrillos'. Una persona tarda de media tres meses en dejar de fumar, pero se deconoce cuánto tardaría con el uso de los dispositivos electrónicos.

    La doctora Neus Altet explica que la dependencia es genética. "Hay personas con mayores genes de adicción, si consumen nicotina el cuerpo les va a pedir más y más", cuenta. Pero, a diferencia de los cigarrillos electrónicos, el parche elimina el gesto de fumar, lo que puede facilitar el abandono definitivo del tabaco.

    Los 'e-cigarrillos' se han convertido en una moda. Son muy fáciles de usar y se les pueden añadir sabores, lo que contribuye a incrementar las ganas por probarlos.

  7. 7 Regulación del 'e-cigarrillo' en España.

    El Ministerio de Sanidad de España ha prohibido el consumo de estos productos en los menores de 18 años. Una medida preventiva hasta que se demuestren los efectos positivos o negativos de este elemento. Además, se ha restringido su uso en el transporte público, en zonas infantiles al aire libre y en centros de las administraciones públicas.

    Asimismo, los 28 países de la Unión Europea han acordado que los cigarrillos electrónicos deberán mostrar las mismas advertencias sanitarias que el tabaco convencional.

  8. 8 La versión de los 'vapeadores'.

    La Asociación Nacional Española de Vapeadores (ANEV) se mantiene firme y asegura que el 'e-cigarrillo' es una alternativa al tabaco 400 veces menos tóxica. Desde esta organización opinan que el conflicto de este producto se debe a los intereses de las farmacéuticas porque, en su opinión, el cigarrillo electrónico "sustituye a los métodos que hay en el mercado para dejar de fumar, como los chicles y los parches de nicotina".

    Queda esperar pues a que los estudios puestos en marcha den sus frutos para que se puedan conocer los verdaderos efectos para la salud del cigarrillo electrónico.

  9. 9 ¿Más información?

    Si quieres conocer más, visita la sección 'No te lo pierdas en salud' en la categoría de 'Salud'. También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - 'Cómo dejar de fumar'.

    - 'Cómo convertir el estrés en algo positivo'.

    - 'Cómo evitar la pérdida de audición'.

 

Subido el 30/10/2014 por:

Videos relacionados