lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > No te lo pierdas en salud > Cómo cuidar tu voz para toda la vida

Cómo cuidar tu voz para toda la vida

El humo del trabaco, las comidas copiosas y la falta de hidratación afecta a las cuerdas vocales

cuidar voz_0.jpg
La hidratación es fundamental para evitar el exceso de sequedad de las cuerdas vocales. FOTO: Getty Images.

15/04/2015 por: Santytp

La vibración de las cuerdas vocales es la responsable de la emisión de la voz. Sin embargo, estos 'instrumentos', que llegan a vibrar una media de 140 veces por segundo, pueden sufrir lesiones con el paso del tiempo debido al mal uso de la voz. Por este motivo, es importante cuidar ciertos aspectos de la respiración y el tono para conservar la voz en buenas condiciones. En este practicograma descubrirás cómo hacerlo.

  1. 1 ¿Cómo se produce la voz?

    A diferencia de otros sentidos como la vista o el oído, la voz no tiene un órgano exclusivo pues en su producción participan varios sistemas que son controlados por el cerebro. "Es una forma ecológica de usar el aire que expulsamos desde los pulmones", comenta el Ignacio Cobeta Marco, de la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL).

    El aire asciende por la laringe y hace vibrar las dos cuerdas vocales generando un sonido neutro. ¿Y cómo se producen las palabras? "El sonido sale enriquecido con el movimiento de la boca, generando diferentes palabras", explica el doctor Cobeta.

    Un ejemplo clarificador. Según agrega el doctor, la posición de las cuerdas vocales al emitir las cinco vocales es siempre la misma. "Lo único que cambia es la posición de los labios", sentencia. En lo que sí interfieren estos 'instrumentos' es en el tono -grave o agudo- a través de una mayor o menor contracción.

  2. 2 Las lesiones de voz, más frecuentes en mujeres y niños.

    Las lesiones de voz son más habituales en mujeres y niños debido a que éstos poseen un tono más agudo. En los varones, las cuerdas vocales vibran unas 120 veces por segundo, pero llegan a 160 en el caso de las féminas.

    Lesiones como los nódulos son frecuentes en aquellos pacientes que tienden a forzar la voz. "No duelen, pero debilitan la voz y con el tiempo también pueden generar tensiones en el cuello", sentencia. Para curar este tipo de problemas es necesario 'educar el habla' y aprender -de la mano de foniatras- a emitir mejor el sonido y, sobre todo, no agotar las reservas de aire de los pulmones.

  3. 3 Los gritos y los susurros dañan las cuerdas vocales.

    Con respecto a los sobreesfuerzos de la voz, es vital evitar al máximo los gritos. "Nadie nos enseña a hablar y, utilizamos el tono de voz que nos sale de forma natural, pero hay que limitar los gritos porque dañan las cuerdas", argumenta Isabel Cardoso de la Unidad de la Voz del Hospital Vithas Nuestra Señora de América.

    En el extremo opuesto, los susurros también pueden dañar la voz ya que exigen una 'posición' poco natural de las cuerdas vocales. De hecho, la ornitorrinolaringologa recomienda a las personas con problemas de afonía que intenten hablar con la mayor naturalidad posible. "El susurro fuerza aún más la voz", sentencia. Tampoco es una buena estrategia, en estos casos, dejar de hablar pues la voz necesita seguir en movimiento "como las articulaciones".

  4. 4 Cuidado con la postura al teléfono.

    Los expertos recomiendan no hablar más de 15 minutos seguidos al teléfono. "Solemos tender a torcer el hombro con el auricular y, sin darnos cuenta, solapamos las cuerdas vocales y forzamos la voz", cuenta Isabel Cardoso.

    La doctora recomienda limitar al máximo posible las largas conversaciones y, en caso de no poder por motivos profesionales, conviene utilizar más el manos libre.

  5. 5 El estado de ánimo también influye.

    "La voz refleja nuestras emociones, es nuestra cara", afirma la doctora Cardoso. La experta añade que la ansiedad también puede generar un patrón de habla más exagerado o constrictivo.

    A su vez, en casos más extremos, se puede producir la llamada disfonía psicógena, una alteración de la voz que se produce cuando el paciente dirige su problemática emocional a la laringe y presenta dificultades para emitir la voz.

  6. 6 Evita las comidas muy copiosas.

    Incluso la alimentación influye en la voz. Los especialistas recomiendan evitar comidas muy pesadas, especialmente, en las cenas. "La última comida del día debe ser ligera y fácil de digerir", apunta Mª Teresa Estellés, presidenta de la Asociación de Logopedas de España y directora de los Centros Ortofón.

    Dejar de lado el picante, las bebidas con mucho gas, y las grasas saturadas a la hora de dormir es fundamental. No conviene irse a la cama con el estómago muy lleno, será mejor cenar unas dos horas antes de dormir. ¿El motivo? La mala digestión puede provocar reflujos de acidez que, si se repiten en el tiempo, pueden afectar a la laringe.

  7. 7 Contaminación, sequedad y tabaco, otros riesgos.

    "Las cuerdas vocales necesitan estar bien hidratadas", subraya Mª Teresa Estellés. La falta de agua podría generar lesiones como los nódulos, la mejor de evitarlo es tomando suficiente líquido.

    Asimismo, conviene evitar ambientes secos y contaminantes. "La polución y el humo son agentes irritantes", remarca. En el caso concreto del tabaco puede generar incluso pólipos o cáncer de laringe. La tos crónica o las disfonías en la voz podrían ser algunos de sus primeros síntomas.

  8. 8 ¿Más información?

    Si quieres conocer más, visita la sección 'No te lo pierdas en salud' en la categoría de 'Salud'. También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - 'Cómo cuidar tus riñones para toda la vida'.

    - 'Cómo es la vida después de un trasplante'.

    - 'Cómo conocer los riesgos de fumar sisha o cachimba'.

 

Subido el 15/04/2015 por:

Artículos relacionados

Roba2

Videos relacionados