lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > No te lo pierdas en salud > Cómo es el protocolo de notificación de una intoxicación alimentaria

Cómo es el protocolo de notificación de una intoxicación alimentaria

Los estados de la UE deben comunicar una alerta a la Comisión Europea vía el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos

crisis_pepinos_0.jpg
Alemania no ha cumplido el protocolo de notificación de una intoxicación alimentaria en la crisis surgida tras el brote de E. Coli en el país. Declaró abiertamente que el origen de la epidemia estaba en España antes de que la Comisión emitiera una alerta sanitaria al respecto. Se equivocó.   FOTO: Getty Images.

07/06/2011 por: Practicopedia

 

“Los brotes de E. Coli provienen de una partida de pepinos procedente de España”. Éstas fueron las palabras de la senadora alemana Cornelia Prüfer-Storcks al responsabilizar a las hortalizas y verduras españolas de la crisis sanitaria de su país. No sólo se equivocó, sino que también incumplió el protocolo que un país debe seguir ante una alerta de este tipo. Descubre, en este practicograma, cuál es este procedimiento.

 

  1. 1 Intoxicaciones alimentarias a nivel mundial.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que todos sus países miembros deben notificar los brotes infecciosos que ocurran dentro de sus fronteras y que puedan suponer un riesgo para la comunidad internacional.

    Esta organización sanitaria cuenta con un sistema para medir el riesgo de estos conatos de epidemia. Se trata en un formulario muy sencillo que consta de 4 interrogantes:

    -¿Tiene el brote un impacto serio sobre la salud pública?
    -¿Ha surgido el brote de forma imprevista?
    -¿Hay algún riesgo de que se propague por distintos países?
    -¿Puede conllevar la imposición de restricciones al transporte internacional de personas y mercancías?

    Confrontado el brote con el cuestionario, si dos de las contestaciones son afirmativas, debe notificarse a la OMS.

    Pero hay una excepción. La Organización Mundial de la Salud dispone que un brote infeccioso deberá notificarse de inmediato –sin necesidad de confrontarlo con el anterior cuestionario- si está relacionado con alguna de las siguientes enfermedades: viruela, poliomielitis, gripe causada por una nueva cepa de este virus o síndrome respiratorio agudo severo.

  2. 2 Una estructura en forma de red para correr la alarma.
    Paso 2

    La Organización Mundial de la Salud recibe las informaciones sobre posibles eclosiones epidémicas o pandémicas de distintas fuentes. Entre éstas están las autoridades sanitarias de cada país o los puntos de información de la propia OMS, que cuenta una red de centros alrededor de todo el planeta. La organización también admite notificaciones de otras instituciones e incluso de ciudadanos individuales.

    Recibida la alerta, inicia un proceso de verificación y de evaluación de su riesgo. Confronta el supuesto brote infeccioso con las cuatro preguntas descritas en el anterior paso y lo investiga de la mano de un nutrido grupo de expertos.

    Si se constata que se está ante una enfermedad que supone un riesgo para la comunidad internacional se declara el estado de Alarma Sanitaria de Interés Mundial. La OMS emite una serie de recomendaciones para controlar y erradicar el brote, cuya evolución seguirá de cerca.

    En la foto de este paso puedes ver un esquema de este protocolo, pero está en inglés.

  3. 3 El Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (RASFF).
    Paso 3

    Dentro de la UE hay un procedimiento que se debe usar para notificar las alertas sanitarias relacionadas con alimentos y piensos: el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (RASFF).

    La Comisión Europea lo empleó para difundir la alarma de la bacteria E. Coli en Alemania, pero lo hizo mal. Señaló a España sin haber constatado bien el origen del brote antes. Por su parte, la senadora de Hamburgo Cornelia Prüfer-Storcks se adelantó al declarar ante los medios acusando los pepinos españoles. Tendría que haber esperado a la notificación del RASFF.

    Las naciones que integran este sistema (27 países de la UE más Islandia, Liechtenstein y Noruega) deben comunicar a la Comisión Europea los brotes infecciosos vinculados a alimentos que circulan dentro de la UE. La institución comunitaria estudia el caso y solicita, si es preciso, información a los puntos de contacto de la RASFF en cada país. En el caso de España, es la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

    Evaluado el riesgo, la Comisión emitirá una de las siguientes 3 notificaciones:

    -Notificación de alerta. Se envía si se ha comprobado que hay a la venta dentro de la UE alimentos o piensos que suponen un riesgo para la salud. Emplaza a las naciones a tomar las medidas necesarias para que estos productos no lleguen a los consumidores.

    -Notificación de información. Se envía si se ha comprobado que hay un alimento o pienso que supone un riesgo para la salud pero no se encuentra en el mercado.

    -Rechazo en frontera. Esta notificación indica a las naciones que deben impedir el paso a sus fronteras de las remesas de alimentos y piensos relacionadas con la alerta sanitaria.

    La Comisión también podrá enviar por medio de la RASFF noticias que considere importantes a los países integrantes del sistema.

  4. 4 El Sistema de Alerta y Respuesta Temprana (SAPR).

    Este sistema es usado por los estados de la UE y por la Comisión para notificar brotes de enfermedades que pueden propagarse por la Unión y para coordinar la actuación frente a los mismos.

    El 22 de mayo Alemania comunicó a través del SAPR que se estaba registrando un número muy elevado de casos de diarrea sanguinolenta relacionados con la bacteria E.Coli. Fue usado también durante la pandemia de la gripe A(H1N1).

    Existe una tipificación de los hechos que se deben notificar a la Comisión Europea a través de dicho sistema. Es la siguiente:

    -Brotes de enfermedades transmisibles que puedan extenderse a más de un país de la UE.
    -Acumulación de casos de enfermedades en una zona o periodo de tiempo determinados provocados por un agente patógeno.
    -Aparición o reaparición de un agente infeccioso o enfermedad transmisible cuya contención exija la pronta actuación de la UE.

    Recibidas las alertas, la Comisión inicia una investigación para averiguar el origen y las características del brote y emite recomendaciones para contenerlo y erradicarlo. Puede solicitar la colaboración de las autoridades sanitarias de cada país y se encarga de coordinar la actuación entre ellos.

  5. 5 Alemania no ha cumplido el protocolo.

    A finales de mayo de 2011 se confirma un brote de una cepa letal de la bacteria E. Coli en Alemania. La gestión de las autoridades sanitarias del país levanta algunos interrogantes sobre si se cumplió, o no, con el protocolo de actuación ante este tipo de situaciones.

    El 22 de mayo el gobierno alemán notifica a la Comisión Europea a través del Sistema de Alerta y Respuesta Temprana (SAPR) un incremento en el país de casos de diarrea sanguinolenta relacionados con la bacteria E. Coli. Cuatro días más tarde, el jueves 26 de mayo, la senadora de Hamburgo Cornelia Prüfer-Storcks compadece ante los medios de comunicación alegando que el brote infeccioso ha sido provocado por una partida de pepinos españoles provenientes de Almería. No fue hasta esa misma tarde que la Comisión Europea emitió una alerta sanitaria a través del Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (RASFF) que colocaba en el punto de mira a las verduras y hortalizas de España.

    “Prüfer-Storcks cometió un error”, comentan fuentes de la Asociación Española de Seguridad Alimentaria (AESAN). “Habló con los medios de comunicación antes de constatar la alerta”. En la Federación de Asociaciones de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas (FEPEX) están de acuerdo. “La senadora alertó a los medios antes de emitirse la alerta sanitaria, no siguió los trámites burocráticos.”

    Pero no sólo no se cumplieron los protocolos de actuación, sino que además se señaló a los pepinos españoles como origen del brote infeccioso sin tener pruebas suficientes. En este punto fallaron las autoridades sanitarias alemanas y la Comisión Europea, que emitió la alerta basándose en las declaraciones de Cornelia Prüfer-Storcks.

  6. 6 Hacia una reforma del Sistema del RASFF.

    Las acusaciones de la senadora de Hamburgo han generado mucha desconfianza en el mercado. Las exportaciones agrícolas españolas se han visto muy afectadas y el sector ha sufrido pérdidas millonarias. Dos semanas después de lo ocurrido se están debatiendo posibles ayudas comunitarias a los agricultores del sur de España que puedan superar el 5% del valor de la cosecha anual.

    De forma paralela a este debate, España ha planteado en el seno de la UE una reforma del Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (RASFF). Quiere lograr que los avisos sanitarios se basen más en fundamentos científicos y lograr una mayor coordinación entre países.

    La ministra de Sanidad, Leire Pajín, ha propuesto que antes de que se activa el aviso se informe a los países de la UE y que se fijen estándares comunitarios para la realización de pruebas en estos casos.

  7. 7 ¿Quieres más información?

    Para saber más, entra en la web del Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (RASFF). Ten en cuenta que está en inglés. Para informarte más a fondo sobre el Sistema de Alerta y Respuesta Temprana (SAPR) puedes recurrir a la página de la Comisión Europea.

    Por otra parte, no dejes de consultar el ‘site’ de la Organización Mundial de la Salud. Encontrarás mucha información sobre el brote de la bacteria E. Coli en Alemania.

    También te puede interesar el practicograma ‘Cómo se propaga la bacteria E. Coli’, en nuestra sección de salud.

 

Subido el 07/06/2011 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados

Videos relacionados