lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > No te lo pierdas en salud > Cuáles son las ecografías que deben hacerse las embarazadas

Cuáles son las ecografías que deben hacerse las embarazadas

Las imágenes que proporcionan las ecografías son fundamentales para el diagnostico de anomalías en el feto.

ecografias_0.JPG

28/09/2015 por: Laura Martínez Álvarez

Las ecografías son muy importantes durante el embarazo ya que ayudan a descartar cualquier problema que tenga el feto. Es recomendable, realizarse al menos 3 ecografías, una en cada trimestre, pero en ocasiones, el especialista puede solicitar más si lo considera necesario. Hay diferentes tipos de ecografía, pero la bidimensional o 2D es la más utilizada y con ella se pueden detectar hasta el 90% de las anomalías. Sin embargo, en la actualidad las ecografías 3D y 4D están de moda y aunque estas la mayoría de las veces no son necesarias, los padres las piden para poder ver mejor a su bebé. Desde Maternidad Fácil nos dan todas las claves sobre esta prueba.

  1. 1 Cómo se realiza una ecografía

    La mayoría de las ecografías durante el embarazo se realizan a través de la superficie de la piel del vientre materno. Se utiliza un gel frío como un medio conductor para ayudar en la calidad de la imagen. El procedimiento puede durar entre 10 y 15 minutos y no causa dolor.

  2. 2 Cuándo puedes conocer el sexo del bebé

    A partir de la semana 18 de gestación se puede determinar el sexo del bebé a través de una ecografía en más del 95% de los casos. En ocasiones, el bebé puede tener una posición en la que no se pueda ver el sexo.

  3. 3 ¿Puede dañar al bebé?

    La ecografía es segura tanto para la madre como para el feto. Se utilizan ondas sonoras en lugar de radiación y por eso, es más seguro que las radiografías. Las ondas liberan calor, pero este es insignificante si son aplicadas durante el tiempo recomendado (no más de 15 minutos).

  4. 4 Tipos de Ecografía

    Ecografía transvaginal

    Se puede realizar una ecografía transvaginal cuando el embrión es demasiado pequeño, para ver con más detalle alguna estructura fetal, para medir la longitud del cuello uterino, descartar una placenta previa, etc. Es decir, este tipo de ecografía se utiliza sobre todo durante las primeras semanas de embarazo.

    Ecografía bidimensional o 2D

    Es la más utilizada y sirve para detectar anomalías en el feto. Es la ecografía tradicional, pero es la que los médicos consideran necesaria. Se puede realizar en cualquier momento del embarazo y estudia al feto en dos dimensiones en tiempo real, por ello, cuando el feto se mueve la imagen puede ser borrosa.

    Ecografía Doppler color

    Sirve para estudiar vasos sanguíneos y el corazón. Ayuda a determinar si la cantidad de sangre y su dirección son adecuadas.

    Ecografía Doppler pulsado

    También estudia los vasos sanguíneos y el corazón. Pero en este caso, da información sobre el estado funcional de la placenta, oxigenación fetal y sobre si la sangre fluye con normalidad.

  5. 5 Qué diferencias hay entre la Ecografía 3D y 4D

    La ecografía 3D recoge información volumétrica del objeto a estudiar (feto). Con esta se pueden apreciar mejor las formas del feto, como los rasgos físicos.
    Por otro lado, la ecografía 4D recoge un efecto de movimiento continuo de volúmenes en tiempo real. Es decir, se puede ver el feto en movimiento, como si se estuviese viendo al feto en vídeo.

    La ecografía 3D y 4D no son necesarias desde un punto de vista médico. Una anomalía puede ser detectada con una ecografía 2D en el 90% de los casos. Aunque en ocasiones, pueden usarse para obtener datos más precisos del feto y descartar posibles anomalías.

    Sin embargo, las ecografías 3D y 4D están muy de moda y muchas madres solicitan este tipo de imagen para poder ver la cara de sus bebés antes del nacimiento. A pesar, de que se pueden realizar en cualquier momento del embarazo, es recomendable hacerlas entre la semana 26 y 30 de embarazo.

  6. 6 Cuándo y cuántas ecografías son necesarias

    En un embarazo normal se recomienda realizar tres ecografías, una en cada trimestre. Sin embargo, es posible que el médico aconseje más ecografías cuando se trata de embarazos de alto riesgo, embarazos múltiples, etc.

  7. 7 Ecografía en el primer trimestre

    Se realiza entre la semana 11 y 14 y sirve para ver donde está situada la placenta, el número de fetos y el pliegue nucal, el marcador más sensible y específico de Sindrome de Down (si los resultados muestran que el pliegue nucal es mayor de 2 mm).

    También ayuda a determinar la edad gestacional, es decir, el número de semanas de embarazo. Al igual que sirve para detectar posibles anomalías o patologías en los órganos de la madre (en el útero o los ovarios).

    Además, el especialista puede tomar nota de los siguientes datos:
    Diámetro biparietal (DBP). Es el diámetro de la cabeza del feto expresado en milímetros. Fecha probable de parto.

    Circunferencia cefálica (CC). Es el perímetro del cráneo del feto expresado en milímetros.

    La estimación del peso fetal.

    El saco gestacional puede ser detectado a partir de las 4 semanas y media después del último período; y el latido del corazón del feto puede detectarse entre la semanas 5 y 6.

  8. 8 Ecografía en el segundo trimestre

    Se llama también ecografía morfológica y se realiza entre la semana 18 y 22 del embarazo. En este caso, la ecografía sirve para ver la formación de los órganos y detectar posibles anomalías en el desarrollo del feto. Se considera la más importante de todo el embarazo.

    Se examinan los órganos del bebé como el corazón, pulmones, estómago, vejiga y riñones. Se comprueba que todos funcionen de forma correcta y se descartan anomalías.

    En esta ecografía ya se puede conocer el sexo del bebé, tonicidad del feto, se comprueba de nuevo el número de fetos, las malformaciones, la posición de la placenta y la cantidad de líquido amniótico.

    Dependiendo de los resultados y los datos obtenidos, el médico puede recomendar realizar pruebas de diagnóstico prenatal, como la amniocentisis, para establecer un diagnóstico más preciso.

  9. 9 Ecografía en el tercer trimestre

    Se hace entre la semana 33 y 34 para valorar el crecimiento fetal y detectar malformaciones tardías, como la hidrocefalia o dilataciones intestinales.
    Esta ecografía también informa sobre lo siguiente:

    1. Posición del feto en el útero: es un dato muy importante sobre todo en las últimas semanas de embarazos.Lo ideal para un parto natural es que el feto esté colocado en posición cefálica, es decir, con la cabeza hacia el canal de parto.

    2. Localización y estado de la placenta: La placenta puede entorpecer la salida del bebé durante el parto. Además, puede envejecer antes de tiempo y no cumplir con su función, con lo cual el bebé estaría en peligro. En este caso, el especialista deberá actuar en consecuencia.

    3. Cantidad de líquido amniótico: El líquido amniótico es un indicador de bienestar fetal y cuando disminuye el feto puede estar en riesgo. En ocasiones, pueden ser necesarias ecografías adicionales durante el embarazo, sobre todo en los embarazos de alto riesgo, como por ejemplo, cuando hay sangrado o embarazo múltiples.

  10. 10 Más información

    Si quieres más información, consulta la categoría de http://salud.practicopedia.lainformacion.com/ ">Salud. En la subcategoría de No te lo pierdas en salud encontrarás otros artículos y vídeos que te servirán de ayuda. No te pierdas los siguientes:

    - Qué es la astenia otoñal.

    - Cómo afecta la contaminación a la salud.

    - Cómo diferenciar entre un virus y una bacteria.

 

Subido el 28/09/2015 por:

Laura Martínez Álvarez
Laura Martínez Álvarez

De Tudela (capital del mundo), ahora exiliada en Madrid. Periodista por vocación, marmota por devoción. @tudelau

Artículos relacionados


 

Videos relacionados