lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Nutrición > Cómo recuperar el apetito tras el parto

Cómo recuperar el apetito tras el parto

Come en pequeñas cantidades y haz ejercicio

womanrun01_0.jpg
Hacer ejercicio es saludable para recuperar el hábito diario y sentirse mejor. FOTO: Comstock Images | Thinkstock

01/07/2011 por: Lunares

Los cambios hormonales, físicos y emocinales que se producen tras el embarazo pueden acabar con tus ganas de comer. Encuentra aquí la solución para que regrese tu apetito.

  1. 1 Hormonas revoltosas.

    Estar embarazada supone un gran cambio para tu organismo. Para soportarlo y llevarlo adelante tus hormonas están en constante actividad, así preparan al cuerpo para que se adapte a las nuevas necesidades. Este vaivén hormonal continúa aún después de haber dado a luz. Así por ejemplo, la gonadotropina aumenta provocando un cambio en tu metabolismo, lo que a su vez puede generar pérdida de apetito. También por la progesterona el estómago se vuelve más vago y los alimentos permanecen más tiempo en él. Por eso tendrás la sensación de estar llena enseguida, lo mismo que ocurre por la relajación de la musculatura de esta zona, que ha sido necesaria para albergar a tu bebé.
    No es bueno que te fuerces a comer de primeras, inténtalo poco a poco siempre motivada por la idea de que una mala nutrición te afectará a ti y a tu pequeño. Lo recomendable es no comer demasiado de una vez, es mejor que hagas varias comidas al día ingiriendo poca cantidad. Otra buena técnica es beber líquido cuando no tomes alimento, esto evitará que se hinche el estómago y haya más espacio para tu ración.

  2. 2 Quiero recuperar mi silueta.

    Los cambios físicos que se producen durante el embarazo y el post parto van ligados a alteraciones emocionales. Ganar entre tres y seis kilos durante este periodo es algo normal pero después de dar a luz muchas mujeres se sienten mal por verse con más tallas y se obsesionan con recuperar su silueta rápidamente. Sin duda, este pensamiento y este estado de ánimo condicionan inconscientemente tus ganas de comer.

    Si este es tu caso, ten paciencia y no te obstines. Debes concienciarte de que recuperar la tonicidad de tu cuerpo te llevará unos cinco o seis meses y tres más recuperar tu figura. Pero pasar hambre no es la solución. Elige una alimentación variada y rica en fibra que te ayudará a volver a tu peso. Mentalizarte de esta situación te devolverá el apetito saludable y progresivamente.

  3. 3 ¿Es verano?

    Si además tu hijo ha nacido en verano la ausencia de hambre se explica mejor. A las circunstancias anteriormente descritas hay que añadir la falta de apetito tan común durante estos meses de calor. Ante las altas temperaturas tu cuerpo necesita un menor aporte calórico que cuando hace frío. Una buena solución para combatir las pocas ganas de comer son las recetas fresquitas. Prepárate un puré de verduras, una vichysoisse o un rico gazpacho. Decántate también por las ensaladas de lechuga, rúcula o espinacas con ingredientes variados que te proporcionarán proteínas y mucha fibra. Los zumos de frutas con algo de leche te entrarán prácticamente solos aportando todos los nutrientes y vitaminas que necesitas.

  4. 4 Sin tiempo para nada.

    La lactancia, el biberón, bañar y dormir a tu bebé, mimarlo, hacer la compra, atender la casa… ¡uf! Demasiados cambios que incluir en tu rutina. La llegada de tu pequeño a la familia no te deja tiempo para nada y esto puede mantenerte tensa y con un alto nivel de estrés, algo que puede robarte el apetito. Trata de relajarte y tomártelo con calma. Pide ayuda a tu pareja o a quien tengas cerca y reserva algo de tiempo para ti. Es muy habitual que en esta circunstancia comas de pie, a ratos y de manera improvisada. Está bien la idea de no respetar unos horarios de comidas habituales al menos de momento, hasta que todo vuelva a la normalidad pero cuando vayas a comer procura hacerlo en un ambiente agradable, tranquilo y acompañada para que este momento te resulte más ameno. Al principio, prueba a comer las cosas que más te gustan y poco a poco ve probando otros alimentos para estimular a tu organismo.

  5. 5 Caminar diariamente.

    Hacer algo de ejercicio también es una buena fórmula para que regresen las ganas de comer. Aunque no será hasta los dos meses cuando puedas realizar una actividad física normal, es posible hacer algo de gimnasia incluso 24 horas después de haber dado a luz, siempre que el médico no te indique lo contrario y tú te sientas preparada, claro. Deberán ser ejercicios de bajo impacto y podrás ir aumentando el nivel gradualmente.
    Comienza por pasear todos los días de forma rápida al menos media hora. Puedes incluso llevarte a tu bebé contigo. El hecho de tener que empujar un carrito también te ayudará a ponerte en forma. Si la caminata es antes de la hora de comer, mejor que mejor, seguro que llegas a casa hambrienta. También puedes hacer algunos ejercicios de brazos, piernas y glúteos tumbada en la cama si algún día estás demasiado cansada para salir a la calle.

 

Deja tu comentario

Normas de uso

Aviso legal

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Subido el 01/07/2011 por:

Lunares
Lunares

Artículos de calidad. Moda, belleza y paternidad.

  • 0 Vídeos
  • 80 Textos
  • Total: 80

Artículos relacionadosArtículos relacionados

Videos relacionadosVideos relacionados



Compra en la Practicotienda de Practicopedia.com

Actualidad en Practicopedia.com

Descarga gratis Practicopedia.com para el iPhone