lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Primeros auxilios > Guía de primeros auxilios para personas que no saben de primeros auxilios

Guía de primeros auxilios para personas que no saben de primeros auxilios

Aprende a reaccionar en diversas emergencias médicas para asistir a las personas que las padecen

primeros_auxilios_0.jpg
En caso de parada cardiorespiratoria debes practicar un masaje cardiaco y el boca a boca a un ritmo de 30 compresiones y dos insuflaciones. FOTO: © Mile Atanasov - www.photaki.es

30/09/2013 por: Practicopedia

Parada cardiorespiratoria. Atragantamiento. Desmayo. Hemorragia. Puedes salvar vidas. ¿Sabrías como reaccionar ante estas urgencias médicas? Te contamos cómo debes tratar algunas de las lesiones más comunes que tú y los que te rodean podéis sufrir en vuestro día a día. Descubre, en este practicograma, la guía de primeros auxilios para personas que no saben de primeros auxilios.

  1. 1 El boca a boca…

    El boca a boca es una de las dos partes de la maniobra cardiorespiratoria, un primer auxilio que se practica a las personas que han sufrido una parada cardiorespiratoria. La segunda es el masaje cardíaco, que te explicamos en el siguiente paso de este practicograma.

    Tumba a la persona a auxiliar mirando hacia arriba. Abre su boca y comprueba que no tenga ningún objeto dentro con el que pueda atragantarse. Si es así, sácalo. A continuación inclina su cabeza hacia detrás y cierra los orificios de su nariz. Coge aire, posa tus labios sobre los suyos y expira hasta ver que su pecho se hincha con tu aire.

    Debes combinar este proceso con el masaje cardíaco con un ritmo de 30 compresiones y dos insuflaciones.

  2. 2 …y el masaje cardíaco.

    El masaje cardíaco es la otra parte de la maniobra cardiorespiratoria, un primer auxilio que se practica en las personas que han sufrido una parada cardiorespiratoria. Se debe combinar con el boca a boca, que te explicamos en el anterior paso de este practicograma.

    Localiza la base del esternón de la persona a la que tienes que auxiliar. Coloca el talón de una de tus manos sobre este punto y con ayuda de la otra comienza a hacer el masaje. Presiona de forma firme y rápida para que el corazón bombee sangre. Recuerda que debes combinar esta técnica con la respiración boca a boca a un ritmo de 30 compresiones y dos insuflaciones.

    Debes practicar la maniobra de reanimación cardiovascular hasta que la persona recobre la consciencia o hasta que lleguen los servicios sanitarios.

  3. 3 La maniobra de Heimlich para los atragantamientos.

    Estás en un restaurante y uno de los comensales que está sentado en la mesa de al lado se atraganta. ¿Qué hacer en este caso? Lo primero es abrir su boca e intentar sacar el objeto que obstruye sus vías respiratorias. Si esto no es posible debes practicar la maniobra de Heimlich.

    Agarra por la espalda a la persona que se ha atragantado. Coloca el puño de una de tus manos en su vientre, en la zona comprendida entre su ombligo y la base de su esternón, y agárralo con tu otra mano. Presiona cinco veces de forma muy rápida contra su estómago, repitiendo esta acción hasta que expulse el objeto que obstruía sus vías respiratorias o hasta que lleguen los servicios sanitarios.

    La maniobra de Heimlich no debe usarse en niños de menos de dos años. En estos casos hay que colocar al bebé sobre una superficie rígida y tumbado boca arriba. Coloca las manos una encima de otra y presiona en la zona comprendida entre el ombligo y el esternón hacia el tórax varias veces. No dejes de practicar esta maniobra hasta que el pequeño escupa el objeto con el que se ha atragantado.

  4. 4 Tratar una lipotimia.

    Una lipotimia es una bajada repentina de la tensión arterial que puede llegar a provocar un desmayo. Puedes estar provocada por muchas causas diferentes, como por ejemplo el calor, los nervios o el cansancio excesivo.

    Para auxiliar a una persona que ha se ha desmayado como consecuencia de una lipotimia coloca sus piernas en alto. Puedes agarrar sus tobillos y colocarlos sobre tus hombros o levantar sus pies con tus manos. De esta forma consigues que fluya más sangre hacia su cerebro. También es aconsejable que coloques su cabeza de lado para evitar que se trague la lengua o un posible vómito.

    Una persona que sufre una lipotimia suele recuperarse al cabo de unos minutos. Aún así es aconsejable que avises a los servicios sanitarios.

  5. 5 Cómo hacer un torniquete.

    Un torniquete es una cura que se usar para cortar hemorragias muy severas. Únicamente funciona en las extremidades (brazos y piernas), y sólo se debe llevar a cabo en casos extremos en los hay un riesgo real de muerte.

    Para hacer un torniquete necesitas un trozo grande de tela o un paño o toalla. Enrolla el tejido y colócalo alrededor de la zona a la que quieres cortar la circulación sanguínea. Después apriétalo fuerte dando vueltas con un objeto alargado como un bolígrafo o un palo.

    Un torniquete corta la hemorragia porque corta la circulación sanguínea por completo. Insistimos en que sólo debes realizarlo en casos extremos en los que hay peligro de muerte por pérdida de sangre.

  6. 6 Detener una hemorragia nasal.

    Una hemorragia nasal es una lesión provocada por la rotura de los vasos que riegan la nariz. Puede estar provocada por un golpe, una lesión o incluso por cambios bruscos de temperatura. No es una herida grave, pero sí debe ser tratada.

    Para detener una hemorragia nasal siéntate y cierra los orificios nasales con el dedo índice y pulgar. Después inclina la cabeza hacia atrás. Si el sangrado persiste puedes taponar el agujero que sangre con un poco de algodón.

  7. 7 Cómo actuar ante la caída de un mayor.

    Las caídas de las personas mayores son uno de los síndromes geriátricos más importantes. Es una de las causas más importantes de incapacidad, lesión e incluso muerte en los ancianos.

    Si presencias la caída de una persona mayor lo primero que tienes que hacer es percatarte de si está consciente o no. Si sufre dolor puedes administrarle un analgésico suave. Si tiene una fractura o presenta una herida abierta llama a una ambulancia. Si intentas mover tú al anciano podrías hacerle más daño aún.

    La prevención también es importante. Coloca superficies anti-deslizantes en las zonas de la casa en las que más accidentes suele haber, como por ejemplo el baño o la cocina. También puedes instalar pasamanos y barras en la bañera, y escaleras.

  8. 8 Tratar una quemadura.

    Para tratar una quemadura lo primero que tienes que hacer es mojar la zona quemada con agua fría. Nunca apliques hielo, sólo conseguirás empeorar la herida. Es recomendable que tapes la zona con una gasa esterilizada y húmeda, pero no hagas mucha presión.

    No apliques ningún ungüento ni crema sin indicación médica.

    Hay tres tipos de quemaduras: A, AB y B. Las dos últimas son las más peligrosas y requieren de asistencia médica urgente.

  9. 9 Inmovilizar un esguince de tobillo.

    Un esguince de tobillo es una lesión del ligamento de esta parte del pie, que se estira más allá de su propia capacidad. La extremidad se hincha y se hace muy difícil andar.

    Para tratar un esguince de tobillo hay que inmovilizar el pie. Cualquier movimiento del ligamento dañado ha de evitarse. Los servicios sanitarios evaluarán la situación e informarán al paciente de cuándo puede volver a caminar.

  10. 10 ¿Quieres más información?

    Si quieres saber más te recomendamos que entres en la sección ‘Primeros auxilios’, dentro de la categoría ‘Salud’.

También te puede interesar

Cómo combatir la resaca

Cómo donar sangre

Cómo actuar ante una intoxicación farmacológica

Cómo hacer un torniquete

 

Subido el 30/09/2013 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Videos relacionados