lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Psicología > Cómo ayudar a un niño a manejar su enfado

Cómo ayudar a un niño a manejar su enfado

Los niños necesitan experimentar la frustración y tener un modelo de referencia para saber cómo actuar

Los niños necesitan sentir falta de algo que se empeñan en tener. VIDEO: Practicopedia

02/04/2013 por: Mónica Manrique

La ira y el enfado son sentimientos útiles y necesarios tanto en niños como en mayores. Es bueno para superar miedos, pero mal gestionada, la ira puede llevar a situaciones de agresivadad difíciles de controlar. En este practicograma te explicamos cómo ayudar a un niño a manejar su enfado.

  1. 1 La ira no siempre es negativa.

    La ira aparece cuando algo se interpone entre una persona y sus objetivos. También se presenta cuando alguien considera que algo es injusto. Es importante comprender que todas las emociones son útiles y necesarias. La ira no es una excepción. Avisa de que algo debe cambiar y motiva a la persona a detener aquello que considera injusto o le causa malestar. Para ello, disminuye el miedo y aporta la energía necesaria para actuar.

  2. 2 Los niños necesitan un modelo de actuación.

    La ira en sí no es un problema, pero mal gestionada puede ser peligrosa porque impide pensar con claridad. Los niños, poco a poco aprenden a manejar la ira, pero los mayores deben ayudarlos en este proceso. Es fundamental ser un ejemplo en la expresión y el manejo de las emociones. No se puede pretender que no se comporten de manera agresiva si los tratas con agresividad.

  3. 3 Experimentar la frustración es positivo.

    Puedes darle todo lo que necesitan, pero no todo lo que piden. No es aconsejable satisfacer todos los deseos del niño. Debe experimentar la frustración para aprender a manejarla.

    También puede facilitarle alternativas para actuar, como por ejemplo pedir ayuda, distraerse, expresar verbalmente su malestar o tener un lugar donde acudir cuando se sienta enfadado.

    Es muy importante hacerle ver tu satisfacción y orgullo cada vez que resuelva su enfado sin acudir a la violencia.

  4. 4 No hay que ceder a los deseos del niño ante una rabieta.

    Si pese a todo el niño tiene un episodio de ira descontrolada no hay que ceder a los deseos frustrados que han provocado la rabieta. De este modo pensará que esa es la manera de conseguir lo que pide.

    No entres al trapo, no respondas con más violencia y no le digas cómo se debe sentir. Evita las frases del tipo: "Vete a tu cuarto y no salgas hasta que se te quite esa cara de mal genio". Con esto conseguirías que a su enfado inicial se sume la culpa por sentir algo que no debe y también rabia e impotencia. Por el contrario, hay que mostrar comprensión con su enfado y darle la parte de razón que pueda tener.

  5. 5 Las agresiones deben tener consecuencias.

    Después de un episodio de ira descontrolada no se pueden pasar por alto las agresiones. Éstas deben tener siempre sus consecuencias. Eso sí, hay que estar muy atento porque un niño que hace sentir mal a los demás es un niño que se siente mal. Puede que esta sea su manera de pedir ayuda.

  6. 6 ¿Quieres más información?

    Si quieres más información, consulta la categoría de Salud. En la subcategoría de Psicología encontrarás otros vídeos que te pueden servir de ayuda. No te pierdas los siguientes:

    - Cómo manejar la ira sin perder los nervios.

    - Cómo decir 'no' utilizando la técnica del banco de niebla.

    - Cómo decir 'no' utilizando la técnica del disco rallado.

    - Cómo decir 'no' utilizando la técnica del bocadillo.

    - Cómo saber si tu hijo tiene problemas en el colegio.

    - Cómo ayudar a tu hijo a superar sus inseguridades.

    - Cómo hacer que tu hijo no sea un abusón.

 

Subido el 02/04/2013 por:

Mónica Manrique
Mónica Manrique

Psicóloga. Especialista en terapias dentro del ámbito familiar. Soluciones simples en pocas sesiones.

Artículos relacionados

Videos relacionados