lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Psicología > Cómo mejorar la comunicación en familia

Cómo mejorar la comunicación en familia

El diálogo debe ser fluido y directo para evitar que se produzcan grandes problemas

familia comunicacion_0.jpg
Por regla general, en el núcleo familiar se da una comunicación más emocional y carente de filtros. FOTO: Thninkstock.

21/01/2015 por: Santytp

El diálogo es fundamental en cualquier ámbito de la vida pero cobra un papel aún más relevante en el núcleo familiar. Se trata del entorno más primario de todo individuo y donde, normalmente, encuentra mayor comodidad. En este sentido, la comunicación posee un protagonismo muy importante a la hora de prevenir y tratar problemas. En este practicograma descubrirás cómo mejorar la comunicación en familia.

  1. 1 Todos los miembros tienen voz.

    La comunicación en familia es muy importante, no sólo para evitar problemas sino, también, para saber cómo tratar las posibles desavenencias que se produzcan en este entorno.

    Conviene señalar que en la familia siempre se establecen jerarquías, ya que los que marcan el orden son los padres. Pero, pese a esta norma, "todos tienen voz" en todas las circunstancias. "Hay que respetar las ideas de mayores y menores", remarca María Rosa Ferrero, psicóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América. Esto no significa, añade, que los hijos deban poner las normas, pero conviene evitar los "autoritarismos".

  2. 2 Habla en positivo.

    "Los padres suelen llevar la voz cantante, pero no deben dirigirse en forma de reproche", comenta la Ferrero. La psicóloga explica que hay muchas formas de comunicar las cosas y expone un ejemplo práctico. Según comenta, siempre será preferible decir "siéntate bien" antes que "no te subas en el sofá".

    Cuando los hijos son mayores y están independizados la regla cambia pero, por norma general la última palabra la suelen tener los padres. Pese a todo, es importante "dialogar y negociar" con los menores.

  3. 3 La falta de tiempo, el principal problema.

    Muchas familias pasan tiempo juntas pero no precisamente en los momentos más gratificantes. "Hay que hacer cosas unidos y no sólo las tareas domésticas", remarca la psicóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América. "Compartir ocio y no sólo obligaciones es la clave", apunta.

    El problema, en muchos de estos casos, es que los miembros de la familia no saben demandar lo que quieren. "Hay que decir directamente si necesitas cariño o tiempo", agrega la psicóloga. La comunicación puede cambiar muchas cosas, pero para ello hay que ser sinceros y honestos.

  4. 4 Las discusiones familiares, las más intensas.

    Por regla general, las trifulcas familiares son más intensas que las discusiones que tienen lugar en otros ámbitos como el laboral. ¿El motivo? Según cuenta Pilar Jiménez, del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, las personas suelen sentirse más "libres de tapujos".

    La experta cuenta que las discusiones familiares suelen ser más emocionales. "Te sientes con el derecho de decir lo que piensas cómo quieras", argumenta. Esto no significa que los conflictos sean más difíciles de resolver, simplemente es una característica más de la comunicación en familia.

  5. 5 No existen las verdades absolutas.

    A la hora de tratar un problema, es importante hablar siempre desde la "opinión personal". Los temas tabú empeoran la relación en la familia y pueden generar consecuencias negativas a largo plazo. Por este motivo, Pilar Jiménez recomienda tratar siempre todos los temas con "sinceridad".

    No hay que imponer ideas, pues no existen las verdades absolutas. Por ello, la experta del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid recomienda utilizar siempre un "creo" o un "opino".

  6. 6 Las nuevas tecnologías, el gran problema del siglo XXI.

    Las redes de mensajería instantánea -como WhatsApp o Line- pueden ocasionar "problemas bastante graves", principalmente por malentendidos derivados de la ausencia de la comunicación no verbal.

    "WhatsApp elimina el tono de voz, el ritmo y otros elementos necesarios para contextualizar la conversación", explica Jiménez. La psicóloga considera que, por esta razón, los malentendidos son bastante frecuentes en este tipo de redes.

    ¿La solución? La psicóloga recomienda a las familias tratar los temas serios "cara a cara". WhatsApp puede ser útil para avisar de cosas puntuales pero no puede convertirse en una plataforma para hablar de cosas importantes. Negociaciones de familia como, por ejemplo, la hora de recoger a un adolescente que sale a dar una vuelta, deben hacerse en persona y no por teléfono.

  7. 7 ¿Más información?

    Si quieres conocer más, visita la sección 'Psicología' en la categoría de 'Salud'. También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - 'Cómo elegir compañero de piso'.

    - 'Cómo vivir solo y disfrutar de ello'

    - 'Cómo convertir el estrés en algo positivo'.

 

Subido el 21/01/2015 por:

Artículos relacionados

Videos relacionados