lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Psicología > Cómo perder el miedo a conducir

Cómo perder el miedo a conducir

Se calcula que un 4 % de españoles sufre amaxofobia o miedo irracional que provoca pánico al volante

miedoconducir_0.jpg
La ansiedad y el estrés provocan una fobia desmedida a la conducción incluso a pesar de haber conducido durante años. FOTO: © Pablo Blanes - www.photaki.es

18/01/2013 por: Virtudes Sánchez

"¿Por qué todo el mundo puede y yo no? Cada vez me veía más pequeña en la carretera, más grandes los coches de alrededor, más estrecho mi carril y más incapaz de conducir", explica Sandra, una de las miles de personas que sufre amaxofobia en España. Aunque muchos no lo confiesan, cada vez son más los conductores que optan por aparcar para siempre. El estrés, la ansiedad, la presión familiar o una mala experiencia en la carretera puede provocar este miedo irracional y persistente a conducir. Taxistas, camioneros... nadie está a salvo de padecer amaxofobia. En este practicograma te explicamos en qué consiste y cómo se puede superar.

  1. 1 Amaxofobia: miedo irracional a conducir.

    La amaxofobia es un miedo desmedido e irracional a conducir. Se trata de un temor permanente, en la mayoría de las veces sin causa justificada, a enfrentarse a la carretera. Provoca episodios de pánico antes y durante la conducción. En ocasiones, los conductores sufren temblores, subidas de tensión e incluso pérdida de consciencia. Este miedo excesivo se produce sin que exista un motivo real de peligro.

    Como en otras fobias comunes, la amaxofobia provoca la necesidad de huir de la persona que lo sufre. En el caso de los conductores, estos quieren escapar rápidamente de la situación que les provoca miedo irracional. "Están deseando llegar a casa y aparcar el coche", afirma Encarni Ayoso Galisteo, psicóloga y profesora de la autoescuela Chaparral.

  2. 2 El estrés y la ansiedad causan los primeros síntomas.

    Los síntomas de la amaxofobia pueden ser muchos y variados. Todos los expertos coinciden en que la aparición de sensaciones negativas antes o durante la conducción son el origen de este trauma.

    Algunas personas sufren taquicardias, sensación de falta de aire, temblores, sudor de manos e incluso mareos. "Tienen miedo a perder el control del coche y llegan a pensar en situaciones prácticamente imposibles. Se obsesionan con la posibilidad de atropellar a alguien y no darse cuenta e incluso creen que van a volcar en una rotonda", afirma Encarni Ayoso Galisteo, psicóloga y profesora de la autoescuela Chaparral.

    La ansiedad y el estrés son responsables de la mayoría de los casos de amaxofobia. Detrás del miedo a conducir "subyace casi siempre una baja autoestima", según Javier Díaz Calero, uno de los primeros psicólogos especializados en el tratamiento de esta fobia en España.

  3. 3 La mujeres sufren la presión de padres, hermanos y maridos.

    Un sentimiento de responsabilidad excesivo o la presión de un familiar directo influyen en el desarrollo de la amaxofobia. En este caso son las mujeres las principales afectadas.

    Un estudio realizado por el Instituto Mapfre resalta que los familiares más directos tienden a debilitar la autoestima de las mujeres conductoras. "Padres o maridos muy dominantes" provocan la aparición de un "alto nivel de estrés y ansiedad" que lleva a la mujer a dejar de conducir.

    Aunque en muchos casos quienes tienen miedo no lo confiesan abiertamente, se calcula que en España un 4 % de los conductores sufren amaxofobia. El programa social Attitudes, puesto en marcha por Audi, estipula que casi la mitad de los amaxofóbicos son mujeres de entre 30 y 40 años de media.

    Por otra parte, los motivos que provocan un miedo desmedido a hombres y mujeres son diferentes. Para ellas la forma de conducir de otras personas es estresante y supone un riesgo para su seguridad. Ellos, aunque sienten el mismo temor, muestran más preocupación por la capacidad de conducir de sí mismos, según las conclusiones del estudio de Mapfre.

  4. 4 Las experiencias negativas y la falta de preparación causan amaxofobia.

    Uno de los grupos de riesgo más comunes es el formado por conductores que han sufrido un accidente o que lo han presenciado. En ocasiones se trata de pequeños percances causados por un mal aparcamiento, una confusión en un semáforo, una curva mal cogida que provocan un miedo constante y obsesivo.

    "Yo comencé con mi problema hace unos 14 años, a raíz de un pequeño incidente, que no accidente, que tuve con el coche cuando iba a mi trabajo. Tuve, como un pequeño desvanecimiento, y me vi en el arcén. Al momento rectifiqué y seguí con la marcha. A partir de ese momento, mi cabeza hizo el resto. Cada vez sentía más miedo a marearme cuando estaba conduciendo, miedo a la velocidad", explica Isabel Vázquez, pacientes de la autoescuela Chaparral, especializada en el tratamiento de la amaxofobia.

    Por otra parte, la poca destreza frente al volante puede estar en el origen de esta fobia. Los expertos inciden en la necesidad de prepararse bien antes de enfrentarse a la carretera con regularidad. La propia Dirección General de Tráfico (DGT) aseguraba en un estudio publicado en el año 2005 que "una formación deficiente como conductores" puede causar terror a la conducción.

  5. 5 No está reñida con la profesión: taxistas y camioneros también la padecen.

    El amaxofóbico puede ser tanto un mal como un buen conductor. La fobia a conducir no está reñida con el grado de destreza. De hecho, suele presentarse en los polos opuestos. Conductores profesionales como taxistas y camioneros también padecen este miedo irracional. La mayoría cambia sus hábitos cuando comienza a sentir los síntomas y algunos incluso se ven obligados a buscar otro trabajo.

    Renuncian a coger el coche o el camión siempre que pueden e incluso aconsejan a los clientes a buscar otro medio de transporte. Nacho G, taxista citado por la revista de la DGT asegura que "nadie entiende que te ocurra algo así cuando llevas 30 años conduciendo".

  6. 6 Solo se cura enfrentándose a la causa que provoca el miedo. ¡A conducir!

    La única forma de superar el miedo es enfrentándose a él. La terapia que trata la amaxofia es la exposición sistemática al origen de la fobia. "Hay que subirse al coche y enfrentarse al hecho que produce la ansiedad", asegura Encarni Ayoso.

    El proceso es progresivo. Primero el paciente rellena un test para establecer si sufre amaxofobia y en ese caso cuál es el grado en que se encuentra. Después, el alumno acompañado por el profesor, que la mayoría de las veces es a su vez psicólogo, se suben al coche para enfrentarse al miedo.

    "Si un alumno tiene fobia a pasar por un puente, vamos al puente. Todo esto es poco a poco, no siempre en la primera sesión. La gente no lo sabe, pero es un problema muy grave. Yo he visto a alumnos llorar en túneles cortos donde se ve la luz por los dos lados", explica el profesor David Nombela, de la autoescuela Chaparral y autor del blog Tengomiedoaconducir.es.

    El tratamiento no acaba en el coche de la autoescuela. El psicólogo manda tarea para casa al conductor. Por ejemplo, coger el coche durante tres veces a la semana durante una hora al día. El alumno debe anotar sus sensaciones, en qué momentos ha sentido miedo y describirlo. Después, hablará con el profesor para evaluar el progreso de la terapia.

  7. 7 ¿Sabes si sufres amaxofobia?

    Cualquier persona, a cualquier edad y a pesar de llevar años conduciendo puede desarrollar la amaxofobia. Existen test que te pueden ayudar a descubrir si sufres un temor normal o estás desarrollando la amaxofobia. Si se trata de una preocupación desmedida y sin motivos puedes solucionar el problema. Ponte en manos de un experto y piensa que otros han pasado por tu situación y la han superado. ¡Ánimo!

    Cuestionarios que puedes rellenar para saber si sufres amaxofobia:

    - Test de Tengomiedoaconducir.es.

    - Test Blue BBVA.

    - Test Conducesinmiedo.com.

  8. 8 ¿Quieres más información?

    Si quieres más información, consulta la categoría Salud. En la subcategoría Psicología encontrarás otros practicogramas que te servirán de ayuda. No pierdas de vista la sección de Motor. Encontrarás otros vídeos prácticos que te serán de utilidad.

    Te recomendamos que consultes los siguientes documentos para ampliar tu información sobre la amaxofobia:

    - Estudio del Instituto Mapfre.
    - Revista DGT.
    - Tengomiedoaconducir.es
    - Autoescuela Chaparral.
    - Consejo General de Psicología de España.
    - Conducesinmiedo.com.

También te puede interesar

Cómo actuar ante una crisis de ansiedad

10 consejos para manejar el estrés

Cómo vencer tus miedos

Cómo superar el miedo escénico

 

3 Comentarios comentarios

  1. Comentarios
    3
    Jorge S. Martín Guzmayo

    08-04-2014 | 12:04:16 h.

    Jorge S. Martín Guzmayo

    jorge_psicologo_clinico@sinmiedoaconducir.com

    Deseo felicitar a la periodista Virtudes Sánchez por su artículo “como perder el miedo a conducir”. Me gustaría poder hacer algunas aportaciones al mismo: 1. Efectivamente lo que caracteriza el hecho de que el miedo a conducir (amaxofobia) se haga cada vez más fuerte es el hecho de evitar las situaciones que lo provocan. 2. No es cierto que las personas con baja autoestima desarrollen miedo a conducir; aunque sí lo es que las personas que tienen miedo a conducir, vean que este hecho influye de manera negativa en su autoestima. Lo normal es que sean personas exitosas tanto en su vida personal como profesional, que de pronto se encuentran con un problema que no pueden superar sin ayuda. 3. Las personas que están alrededor de la persona que tiene miedo a conducir tratan de ayudar a esa persona con la mejor voluntad y disposición. Ocurre que no siempre su forma de actuar ayudando a esa persona es lo más conveniente para ella y sin querer colaboran a que el problema se enquiste. 4. Los profesionales (taxistas, camioneros, etc...) que padecen este problema , lo viven con una especial intensificación. Al miedo a conducir se añade otro miedo (miedo a que se enteren los compañeros, superiores, conocidos...). Se añade el temor de poder perder incluso el puesto de trabajo. Todo ello hace que acudan a nosotros más tarde, en peores condiciones y con un mayor estrés. Espero que su artículo ayude a las personas que tienen este problema a buscar una solución. Un saludo PD. Pueden visitar mi web en www.sinmiedoaconducir.com

  2. Comentarios
    2
    Joaquin Gorreta

    01-09-2013 | 08:01:30 h.

    Joaquin Gorreta

    COMO DESARROLLAR INTELIGENCA ESPIRITUAL EN LA CONDUCCION DIARIA Cada señalización luminosa es un acto de conciencia. Ejemplo: Ceder el paso a un peatón. Ceder el paso a un vehículo en su incorporación. Poner un intermitente. Cada vez que cedes el paso a un peatón o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia. Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día. Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia. Atentamente: Joaquin Gorreta 55 años

  3. Comentarios
    1
    Pepi

    20-01-2013 | 09:33:38 h.

    Pepi

    Grasias mayudado mucho

Deja tu comentario

Normas de uso

Aviso legal

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Subido el 18/01/2013 por:

Virtudes Sánchez
Virtudes Sánchez

Periodista. Redactora de Practicopedia.

Artículos relacionadosArtículos relacionados

Videos relacionadosVideos relacionados



Compra en la Practicotienda de Practicopedia.com

Actualidad en Practicopedia.com

Descarga gratis Practicopedia.com para el iPhone