lainformacion.comSalud

Practicopedia > Categorías > Salud > Psicología > Cuánto tarda la mente en acostumbrarse a los cambios físicos

Cuánto tarda la mente en acostumbrarse a los cambios físicos

Una persona que está intentando adelgazar no empieza a notar cambios hasta que baja 7 kilos

cambio fisico_0.jpg
La imagen corporal está muy relacionada con la autoestima. FOTO: Getty Images.

27/08/2015 por: Santytp

¿Estás intentando adelgazar? ¿Buscar mejorar el nivel de masa muscular? Debes saber que aunque el cuerpo empiece a notar cambios físicos, la mente no los aprecia hasta que transcurre un tiempo. Si una persona se mira todos los días en el espejo difícilmente va a ver un cambio aunque realmente sí se esté produciendo. En este practicograma descubrirás un poco más sobre la diferencia entre el estado físico y la representación que se hace cada individuo en su cabeza.

  1. 1 ¿Qué es la imagen corporal?

    La imagen corporal es la representación mental que cada persona tiene de su propio cuerpo. Se trata, por tanto, de una sensación subjetiva que puede ser más o menos realista.

    La adolescencia es la etapa de la vida más importante en la formación de la imagen corporal ya que es en este período cuando más cambios se producen a nivel físico. Cabe decir, por tanto, que la sensación que experimenta cada individuo es totalmente personal. Algunos se mirarán al espejo y tendrán una buena imagen de sí mismos, otros en cambio, verán una representación negativa.

  2. 2 Bajamos y subimos de peso pero... ¿cuándo lo vemos en el espejo?

    Los nutricionistas consideran que es necesario bajar unos 7-8 kilos para que la mente -y la vista- empiece a apreciar cambios. "Nos vemos diariamente en el espejo y nos vamos acostumbrando poco a poco a la nueva forma física sin darnos cuenta de que estamos cambiando", apunta Pilar Jiménez, del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

    En el otro extremo, es decir, las personas que suben de peso intencionadamente -potenciar masa muscular- o sin quererlo suelen darse cuenta antes. Unos 4 kilos de aumento suelen bastar para empezar a apreciar diferencias. "Es más una sensación mental, percibimos cómo la ropa empieza a quedarnos de otra forma o tenemos mayor sensación de pesadez", añade la psicóloga.

  3. 3 Los cambios están relacionados con la autoestima.

    La percepción de los cambios está directamente relacionada con la autoestima. "Si se intenta cambiar la forma física por salud, el proceso suele ser bastante gradual", asegura Pilar Jiménez. La experta explica que, aunque a veces los cambios sean necesarios -por indicaciones médicas-, no conviene obsesionarse.

    Si una persona está a gusto con sí mismo pero intenta cambiar de físico por salud o, simplemente, por mejorar un poco se verá de forma muy diferente que aquél que cambie por el entorno o por problemas de inseguridad. En este sentido, la psicóloga recuerda que las posiciones extremistas generan ansiedad y no son en absoluto saludables. Todo lleva un proceso.

  4. 4 Anorexia, vigorexia y otros trastornos que impiden ver los cambios.

    Pero la ansiedad no es el único problema. Cuando el culto al cuerpo se convierte en una obsesión puede conllevar una auténtica distorsión de la imagen corporal. Es lo que ocurre, por ejemplo, en personas con problemas de anorexia, vigorexia o incluso tanorexia.

    "Poco importa lo que adelgace, una persona con anorexia siempre se verá gruesa", apunta Pilar Jiménez. Lo mismo sucede con los que sufren vigorexia que, por mucha masa muscular que generen, siempre creerán que pueden conseguir más y más: el espejo les dice que no es suficiente.

    Estos casos muestran cómo la representación ante el espejo es siempre subjetiva. Cada persona percibe los cambios de forma diferente.

  5. 5 El entorno influye.

    "El cuerpo perfecto nunca se va a conseguir, entre otras cosas, porque éste siempre cambia", manifiestan desde el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. El problema es que gran parte de la sociedad vive encorsetada en el culto al cuerpo. "Intentamos encajar en un perfil y nos olvidamos de nosotros mismos", subrayan.

    A la hora de plantearse un cambio físico la diferencia debe versar entre lo que quieres, lo que te gusta y lo que verdaderamente necesitas. Sólo así se podrá conseguir un cambio sano, progresivo y libre de problemas.

  6. 6 ¿Más información?

    Si quieres conocer más, visita la sección 'Psicología' en la categoría de 'Salud'. También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - 'Cómo superar el miedo escénico'.

    - 'Cómo afrontar el paro con buena actitud'.

    - 'Cómo ayudar a una persona que sufre una depresión'.

 

Subido el 27/08/2015 por:

Videos relacionados